Sociedad Enero 19, 2015

Cafayate y las velas a Nisman

en la Plaza de Cafayate encendieron velas en solidaridad con el fiscal nisman

Un reducido grupo, de apenas diez o doce personas, se congregó en el mástil de la Plaza de Cafayate a las 21, tal cual rezaba parte de la consigna nacional. Encendieron algunas velas y fijaron un recuadro que interrogaba: “¿Por qué murió Nisman?”.

Tras apenas media hora, comenzaron a pasar personas y a realizar comentarios afines a la vergüenza y el dolor que generó hoy la noticia del hallazgo del Fiscal Natalio Alberto Nisman, quién tenía a cargo la investigación por la causa AMIA.

Algunos jóvenes compartieron parte del momento, sacaban fotos y seguían camino. Otros turistas prefirieron sentarse en silencio, al menos por unos instantes, para guardar el debido respeto y luto que se merece el golpe a Nisman, la colectividad Judía y la democracia argentina.

Sin embargo, a pocos minutos de que las velas ardieran finalmente, apareció un funcionario público de la Municipalidad de Cafayate y preguntó a los presentes si les parecía “la forma correcta de protestar”. “Las velas las pueden encender en el cementerio o en la Iglesia”.

Antes de que pudiera recibir una respuesta, el funcionario municipal prosiguió: “no pueden encender velas aquí, parece un ritual umbanda”; “además ensucian la piedra con cera que es muy difícil de sacar; se ponen a la altura de los piqueteros”. Las personas limpiaron y se retiraron.

Pero la actitud del funcionario no sirvió para callar el dolor y la vergüenza de quienes estaban presentes. Apenas diez o doce personas reflejaron que Cafayate es un Ciudad que piensa de forma Federal bajo el concepto de República y no como una versión popular mal argumentada.

Más repudio y más reclamos a los funcionario de Cafayate

Mientras el funcionario hablaba con un joven en el mástil, una mujer se le acercó y le preguntó: “Si tanto le interesa la limpieza de la plaza, espero verlo durante los carnavales de febrero, o la previa de la Serenata a Cafayate, con el mismo énfasis”.

Las cuentas del funcionario rozaron el ridículo cuándo en un momento dijo: “Si hubieran pedido permiso como hizo la gente de La Cámpora para poner una estatua de Kirchner, no habría problema; siempre con permiso se puede hacer, además la plaza no es para manifestarse”.

“Nosotros estamos doloridos por lo que pasó con el fiscal Nisman y creemos que es nuestra responsabilidad manifestarnos, pero no se preocupe que si esto como funcionario lo incomoda, ya mismo nos retiramos”, dijo una joven al funcionario municipal.

De la Redacción de Diario Cafayate