Cultura Octubre 27, 2016

Gran discurso de Lamas Rivero

Miriam Coqui Lamas Rivero discurso Día de Cafayate

La profesora y directora del Colegio 5096, Miriam “Coqui” Lamas Rivero, dedicó un emotivo discurso, durante la celebración del Día de Cafayate, en el acto formal que se llevó a cabo el mástil de la Plaza 20 de Febrero, el miércoles 26 de octubre.

La vida me ha colocado en el lugar del decidor, hoy que celebramos el Día de Cafayate, de mi pueblo, de nuestro pueblo, tenemos mucho para decir.

Sus paisajes que son motivo y razón de la admiración y el asombro de propios y extraños. Su gente sencilla y cálida, su pujanza y su orgullo como destino turístico y cuna del mejor torrontés de altura. Esto lo hace sencillamente único.

La nostalgia y la belleza de nuestro lugar me llevan a decir con Juan Carlos Dávalos y con el querido Polo Román, con la ilusión cada vez de revivir mi niñez, es la alegría que siento Cafayate, con toda tu gente volver. Para agregar también, en los versos de la vidala a mi Cafayate, les cuento a mis hijos, recuerdos.

Ellos sienten que vibra mi ser, siembro en sus almas la flor para volverme a sentirme feliz. Cafayate te vivo otra vez.

Y también debo decir mi orgullo como cafayateña, nacida en el centenario de Cafayate, como Departamento, criada aquí, ida como muchos en procura de formación profesional, vuelta, gracias a la Virgen del Rosario nuestra Sentadita, y quedada a vivir, porque el desarraigo no me ha abandonado nunca y porque cuando no estoy en Cafayate, como dicen Los Fronterizos, inolvidables, busco al fondo de la calle, el cerro, y porque la ansiedad viajadora de la que hablaba Don Jorge Avalos, en el inolvidable junco, siempre me ha llevado a mi destino, Cafayate.

Celebrar hoy el Día de Cafayate es y tiene que ser motivo de encuentro para todo cafayateño. Para recordarnos que de donde estamos, si no nos gusta, nos sacará solamente el esfuerzo conjunto, porque solo así se crece, con cada quien haciendo su juego, con cada uno haciendo lo que le toca hacer.

Comparto también este texto publicado a través de las redes sociales en Literatura de Cafayate, apuntes  sobre su poesía, de Carlos Jesús Maita, y dice: ´Es el viento el que lo inventa todo, es el viento es su cadencia la respiración de su eternidad alfarera, y es también el viento, el que se mete girando en el vino, es el viento quien asume su caudillaje de espejismos desde las raíces mismas de  las parras, es él quien premia de fuego los racimos, la eternidad camuflada de viento. Esto es Cafayate, arcilla, seres de altura, seres de destellos, yo estuve en Cafayate, yo hundí en su mar de la mano de mi padre en mi infancia, él decía bajito una baguala, como yéndose, como dejándome solo contra el viento en Cafayate, para siempre´. Feliz Día de Cafayate”.

De la Redacción de Diario Cafayate