fbpx

Equinoterapia en Cafayate

equinoterapia en fundacion suyana cafayate

Martín Domingo, cofundador de Fundación Suyana Cafayate, relató los comienzos del nacimiento de ésta organización sin fines de lucro que asiste a niños, jóvenes y adultos mediante la práctica terapéutica de la equinoterapia.

En agosto de 2013 y tras recorrer un arduo camino Domingo consiguió un predio y dos caballos para comenzar con los tratamientos. Sin embargo, recién el 22 de mayo de éste año lograron conformar un equipo dotado de voluntarios y materiales de trabajo.

Fue entonces cuando la Fundación Suyana Cafayate, comenzó a desarrollar de manera formal, un centro de rehabilitación para personas con discapacidades físicas relacionadas a las dificultades neuromusculares, psicológicas, cognitivas y sociales.

Para cada patología y edad se emplean diferentes técnicas de rehabilitación. “Actualmente estamos trabajando con la Escuela Especial en los niveles de sala maternal y primer grado”, destacó Domingo.

El cofundador de la Fundación, explicó que es muy importante el contacto piel a piel con el animal a nivel sensitivo y el desplazamiento tridimensional que este efectúa, ya que la de la sensación a la persona de haberse movido como una reproducción corporal.

Las patologías frecuentes que asisten en Suyana Cafayate, son principalmente: retraso madurativo, malformaciones congénitas, síndrome de corea, amaurosis bilateral y mielomeningocele.

Actualmente no están tratando personas con síndrome de Down porque en un gran porcentaje tienen una característica específica en la apófisis odontoides que puede dañar las vértebras e incluso provocar compresión de la médula espinal.

“Sin embargo, para prevenir estos riesgos les pedimos a los padres de los chicos que les realicen en Salta, una placa de rayos X para determinar un posible grado de inconveniencia ante el tratamiento”, explicó Martin Domingo.

Los niños y jóvenes que asisten a la Fundación toman sesiones de quince a veinte minutos sobre los caballos bajo la supervisión de voluntarios capacitados que luego realizan otras actividades relacionadas con la gimnasia motriz.

Actualmente la Fundación Suyana Cafayate, cuenta con un equipo integrado por diez voluntarios que asisten todos los martes y jueves, durante la mañana a más de quince chichos, entre niños y adolescentes.

Domingo explicó que para ser voluntario se necesita algo de tiempo y ganas de ayudar; de hacer algo desinteresado que recíprocamente también beneficia a las personas que trabajan con vocación de servicio en una experiencia muy enriquecedora.

“Yo tuve la posibilidad de estar en la fundación en Tucumán y comencé colaborando en los barrios pobres, luego conocí la equinoterapia y accedí a la capacitación con la idea y el pensamiento que: tanto nos ha dado la vida que es hora de devolver”, narró Martín Domingo.

Suayana Cafayate afronta costos altos en cuanto a mantenimiento de los animales y herramientas de trabajo. Si bien recibe colaboración de actores privados, la personería jurídica les otorgará posibles beneficios desde los organismos de gobierno.

equinoterapia fundacion suyana cafayate martin domingo

Con respecto a la evolución de los chicos Domingo contó que la satisfacción es el único premio porque les confirma que el trabajo se está haciendo bien y que el progreso junto con las pericias docentes lo demuestran periódicamente.

“A simple vista notamos la mejoría  en el entusiasmo de los chicos a la hora  de empezar a trabajar en el Parador de la Quebrada cuando corren para ser los primeros en subir a los caballos o aquellos que antes no hablan hoy mantienen una conversación”, reflexionó Martín.

Uno de los pilares fundamentales es mantener siempre las esperanzas, las horas de trabajo son arduas en la Fundación, sin embargo, los voluntarios comienzan cada día como si fuera el último que condicionara su estado de ánimo.

El sueño de los integrantes de Fundación Suyana Cafayate es tener su propio espacio de trabajo, más cerca de la Ciudad de Cafayate, para lograr mayor convocatoria y comodidad para todas las personas que asisten.

Los familiares de los chicos son eternos agradecidos y una pieza fundamental en la colaboración y lucha por la integración de sus hijos en un mundo que les brinde mayor participación y la posibilidad de lograr avances en base a la rehabilitación.

Este fin de semana, la Fundación Suyana Cafayate realizará dos jornadas taller de capacitación en el Parador de la Quebrada, en la Ruta Nacional 68, kilómetro 11,5 junto con la Fundación MINKA, durante dos días.

El sábado 1 de noviembre a partir de las 16 se realizará un taller teórico y práctico sobre el caballo y la acción del actual voluntariado y las personas que deseen sumarse. El domingo 2, a las 10, el Presidente de la Fundación MINKA bridará un taller sobre el valor de la palabra.

En ambas jornadas se reproducirán prácticas de equinoterapia para evaluar desafíos, corregir posibles defectos y reafirmar los aciertos en las labores que llevan a cabo desde la Fundación Suyana Cafayate. La convocatoria es abierta a todo el público que quiera asistir de forma libre.

La fundación generó un canal de comunicación vía Facebook, en el que fácilmente se puede acceder a toda la información a través de Facebook.com/fundación suyana Cafayate.

De la Redacción de diariocafayate.com