Sociedad Mayo 14, 2018

Agrotécnica de Cafayate mejorará su laboratorio

Laboratorio EET 3155 Cafayate

El gobierno de la Provincia de Salta firmó un convenio para crear un procedimiento seguro y brindar un servicio de control en alimentos lácteos y frutas, garantizando su calidad. El acuerdo se formalizó entre autoridades de Educación, Ciencia y Tecnología y de Salud Púbica y una Escuela de Enseñanza Técnica de Cafayate fue beneficiada.

El proyecto busca fortalecer el laboratorio de microbiología de la Escuela Agrotécnica de Cafayate y de los laboratorios de bromatología de la provincia. El objetivo es crear un procedimiento seguro y brindar un servicio de control en quesos de cabra y frutillas, para garantizar su inocuidad.

Entre las actividades del proyecto se contempla la capacitación técnica sobre inocuidad de quesos artesanales para docentes y alumnos de la Escuela de Educación Técnica 3155 de Cafayate.

El módulo de baja compleijdad para Cafayate integra un proyecto que posee un subsidio de más de 3 millones de pesos. El equipamiento de INTA cuenta con una asignación de más de 5 millones y medio de pesos.

El convenio de colaboración del proyecto, “Herramientas de gestión de la inocuidad aplicadas a la innovación en bromatología y seguridad alimentaria provincial para productores de quesos caprinos artesanales y hortalizas”, se firmó el jueves 10 de mayo.

Fue formalizado por la ministro de Educación, Ciencia y Tecnología, Analía Berruezo y el ministro de Salud Pública, Roque Mascarello. Además. la secretaria de Ciencia y Tecnología, María Soledad Vicente, el director Regional Centro INTA Salta, José Minetti, y el presidente de la ONG Red Valles de Altura, Claudio Plotkin.

Analía Berruezo, hizo referencia a la importancia de la firma del convenio, señalando que “con este proyecto se busca incorporar en los establecimientos educativos, elementos de sanidad que permitan a los alumnos comercializar los productos que ellos elaboran y puedan formar su propia empresa”. “Desde el Ministerio se está trabajando en la implementación de formación en emprendedurismo en las escuelas”, agregó la funcionaria.

Por su parte, el Ministro de Salud Pública, hizo hincapié en la importancia tanto sanitaria como económica de la puesta en marcha de esta iniciativa. “Para nosotros esta firma tiene un doble significado, en cuanto a lo sanitario, la posibilidad de eliminar el contagio de este tipo de patologías que se transmite a través de estos alimentos; y por otro lado, el desarrollo económico que se genera; una persona que tiene todas las condiciones bromatológicas adecuadas tiene la posibilidad de salir a comercializarlo y eso le da una potencialidad al desarrollo de esta actividad productiva, con un impacto altísimo”.