Cultura Enero 31, 2018

EII

Profesora Lucila Novello en la Biblioteca de Cafayate

La profesora en enseñanza del nivel primario, Lucila Novello, explicó los lineamientos generales de las EII (Escuela Integral Interdisciplinaria), antes denominada Escuela de Recuperación, y lo que se considera un intermedio entre la primaria común y la especial.

La EII pertenece al escalafón B. Está el A, que es primaria común, y el C, que es escuela especial. La B tiene como objetivo recibir a los niños que, por problemas de conducta, psiquiátricos o de contexto, no pudieron realizar el proceso de aprendizaje graduado de la común.

“Lo que les pasa a los alumnos que recibimos es que por diferentes motivos no pudieron sostener su proceso de aprendizaje en una estructura graduada como la que posee la escuela común. Los agrupamos por intereses y por objetivos a cumplir”, expresó Novello.

“Este año fui seleccionada para trabajar con un grupo de niños cuya necesidad inminente fue completar su proceso de alfabetización. Es imperioso porque si no pasan alfabetizados no pueden acceder si quiera a un Ciclo Básico con Formación Ocupacional”, agregó.

La modalidad de trabajo de la EII es muy distinta a la de una escuela común. Se plantean talleres de formación pedagógica en dónde se desarrollan los contenidos del diseño curricular de una forma más lúdica y personalizada.

Se debe a que cada uno de los niños que participa o compone el grupo presenta una necesidad educativa especial, en todos los casos distinta a la de sus compañeros. Es por su capacidad de acercarse al conocimiento.

Trabajamos con un gabinete interdisciplinario compuesto por una trabajadora social,  una psicopedagoga, una psicóloga y una fonoaudióloga. En todo momento intervienen en el aula para llevar adelante trabajos de forma individual con cada alumno.

Un caso preocupante es el de un alumno que enfrenta una psicosis infantil con episodios violentos que dificultan su nivel de sociabilización y un alto nivel de frustración ante el mínimo error, lo que representa una dificultad para su proceso de aprendizaje.

También recibimos chicos de contextos vulnerables que llegan con desfasajes etarios y luego de haber fracasado repetidamente en la estructura de la escuela común.

Estas escuelas, en la Ciudad de Buenos Aires, están tendiendo a desaparecer porque cada vez se presentan niños con patologías más profundas y el gobierno las termina transformando en Centro Educativo para la Atención de Alumnos con Trastornos Emocionales Severos.