Sociedad Noviembre 30, 2016

“Espero la verdad”

casa hermanas agustinas misioneras cafayate

La hermana superiora de la Comunidad de hermanas agustinas misioneras, Silvia Zambrano, desmintió al diario El Intransigente de Salta, luego de que ese medio de comunicación publicara una acusación difamatoria.

La publicación advierte sobre una supuesta denuncia contra una hermana agustina misionera, acusada de abuso, en la que según fuentes policiales fue realizada por una vecina, y de la que virtualmente tomaron conocimiento el obispo y el cura párroco de Cafayate.

La superiora Silvia Zambrano aclaró que no existe denuncia alguna en dependencia policial, fiscalía o juzgado, y que las autoridades de la prelatura de Cafayate y de la Comunidad de hermanas agustinas misioneras fueron las encargadas de constatar esa información.

“La información es desubicada porque los únicos nombres propios que da son los del obispo y el cura párroco y la supuesta denuncia contra un hermana agustina misionera. La nota del diario El Intransigente es mentirosa”, precisó la religiosa.

Ese medio de comunicación se manejó con absoluta imprecisión en su afán difamatorio, ya que confundió la casa de las hermanas con la escuela de la comunidad, las cuales están separadas por una distancia de más de ochenta cuadras.

“Es la primera vez que sufrimos un ataque de este tipo con esta cuestión. En otro momento tuvimos una situación problemática por un caso de drogas en la escuela y los medios de comunicación, también fueron mentirosos”, agregó la hermana superiora.

La situación que relata Silvia Zambrano se refiere a un alumno al que se le encontraron una sustancia sospechosa, en el momento en que se los entregaba a un compañero, y por el que se dio aviso a la familia, ya que se trataba de un menor.

“Muy escandalosos. Estuvieron lejos de la verdad también. La policía suele brindar partes de información y algunos medios redactan lo que les parece, exagerados, y muy lejos de la verdad”, advirtió la hermana superiora Silvia Zambrano.

En el caso de la falsa noticia del diario El Intransigente de Salta, la religiosa manifestó que no se detuvo a pensar en las malas intenciones que pudieran existir y que no entiende de dónde provino la información y por qué fue publicada.

“Yo lo que pienso es que si hay una situación de abuso de un menor o un mayor, hay que tratar el tema con tranquilidad. El padre, madre o tutor, deben hacer una denuncia con nombre y apellido, para que se pueda esclarecer el caso”, opinó la superiora.

El diario El Intransigente de Salta describió en su falsa noticia que el pueblo de Cafayate y las autoridades eclesiásticas estaban escandalizadas por el caso, tanto de la prelatura como de la comunidad de hermanas.

“No hubo ningún escándalo y tampoco era un hervidero como dicen. Hasta hoy (por el martes) yo no he recibido ninguna denuncia. Una cosa así, tirada al aire no ayuda, no sirve de nada”, comentó la hermana Zambrano.

El obispo de la prelatura de Cafayate, Monseñor José Demetrio Jiménez, y la hermana superiora de la Comunidad de hermanas agustinas misioneras, Silvia Zambrano, se encuentran ideando una convocatoria sobre el tema de la verdad.

“La verdad sobre todo. Jesús nos dice: ‘La verdad nos hará libres’ por más dolorosa que sea; pero la verdad. Por eso extiendo mi invitación a nuestra casa para dialogar sobre la verdad”, anunció la religiosa agustina.

“Yo espero la verdad y la reparación y que el medio, que no sé cómo se informará, en el mismo lugar donde colgó eso (en referencia a la falsa noticia), cuelgue la verdad”, finalizó la hermana superiora, Silvia Zambrano.

De la Redacción de Diario Cafayate