Economía Abril 12, 2016

Se estabilizan los precios en Cafayate

estabilizan precios en Cafayate

Tras el aumento generalizado a partir de enero de 2016 el relevamiento de precios realizado en dos autoservicios y cuatro almacenes de Cafayate, sobre cuarenta artículos que componen la canasta básica de alimentos, dio como resultado una inflación del 3,6% en marzo.

El acumulado desde enero indica un 11,97% y desde entonces es la primera vez que los precios de algunos productos se estabilizan. El cálculo fue realizado por la consultora Herald of Herald en colaboración con Diario Cafayate.

Los principales artículos que registraron aumentos son: acelga por kilo 47,08%; tomate perita por kilo 45,93%; huevos color 12 unidades 15,31%, polenta Molinor 3/4 kilo 12,22%, sal fina Celusal 500 gramos 7,85%, banana por kilo 5,56% y papa negra por kilo 5,41%.

Los principales productos que bajaron su precio son: zapallo anco por kilo 6,04%; lechuga repollada 4,6%; arroz perseguido 2,2%; queso por salut Sancor por kilo 1,6%; yerba mate Traguí por kilo 0,21%.

Los que no registraron variantes son: aceite Cocinero 1,5 litros; azúcar Ledesma por kilo; tapa empanada La Salteña 12 unidades; café La Morenita de un cuarto kilo; té Taraguí, 50 saquitos; tira de pan 270 gramos.

La carne argentina

La consultora Herald of Herald, con la colaboración de Diario Cafayate, tomó como referencia cuatro cortes de carne vacuna para la medición de precios del marzo y el acumulado desde enero de 2016; blando, cuadrada, lomo y nalga.

Los cortes de carne que bajaron son: blando 14,28%; cuadrada 12,65%. Mientras que los cortes de carne que registraron aumentos son: lomo 4,31%; nalga 2,42%. El acumulado desde enero indica un 18,66% y en el interanual un 66,65%.

El precio de la carne vacuna en el mercado minorista fue considerado excesivo en la medición interanual y de los primeros cuatro meses. No guarda relación con la participación de los servicios de faena, transporte y comercialización, por lo que pueden ser retirados.

La primera hipótesis

De continuar la tendencia sobre los productos que bajaron sus precios, el índice de inflación sobre la canasta básica de alimentos debería fijarse entre el 19% y el 23%. Sin embargo el gobierno nacional indició que su ideal se aproxima al 25% para diciembre.

Los precios no deberán estabilizarse hasta los próximos dos meses, es decir que no habrá posibilidad de mayores reducciones a partir del segundo semestre del año. Entonces, la economía podrá proyectarse.

Las reducciones interanuales, dentro de un contexto económico favorable, podrían alcanzar la inflación de un dígito hacia finales de 2020 si los valores al consumidor cerraran sin cambio y los ingresos se actualizaran a la mitad.

De la Redacción de Diario Cafayate