Política Agosto 4, 2016

Estiman en U$S 9000 el valor de la hectárea en Cafayate

Cafayate vista aérea 32 hectáreas

El concejal por Cafayate del Partido Justicialista, Marcos Arjona, informó que desde el Deliberante se encuentran a la espera del resultado de las tasaciones que realizaron, autoridades del gobierno de la Provincia de Salta, sobre las 32 hectáreas que se encuentran en disputa.

“Esperamos la tasación, tanto la del martillero público, como la del personal que vino desde inmuebles de la provincia, aunque hasta el momento no ha llegado nada al Concejo; no sabemos si el Ejecutivo ha recibido esa información”, adelantó el concejal Marcos Arjona.

Lo que nos informó la gente de inmuebles, cuando fuimos a recorrer la zona, es que para esta semana ya iban a contar con los resultados; hasta que lo envíen calculamos uno o dos días más”, completó el funcionario.

Arjona confió que estuvieron realizando averiguaciones en inmediaciones de la zona en disputa para conocer el costo aproximado del valor por hectárea, y que las inmobiliarias de Cafayate les informaron que el precio aproximado es de U$S 9000.

“Hay un sector cerca de las 32 hectáreas, que pertenece a la Bodega Félix Lávaque, Finca El Recreo, donde habían puesto a la venta parcelas a 9 mil dólares, aunque no lograron cerrar la operación a ese precio”, contó el concejal cafayateño.

Según la información que brindó una de las inmobiliarias, y que traspasó el concejal, la transacción que se intentó realizar no se finalizó debido a que los eventuales compradores consideraron elevado el valor de la hectárea.

“Hay varios factores que deben tenerse en cuenta al momento de tasar una superficie rural; si apuntamos a tierras destinadas a la producción, las heladas en zonas bajas son más propicias para el cultivo de uva torrontés”, explicó Arjona.

“En el caso de las uvas tintas, que suelen brotar antes, son las más afectadas por las bajas temperaturas; esas son una de las condiciones y de los factores a tener en cuenta al momento de realizar las tasaciones”, completó el funcionario.

El agua y la tierra

La zona geográfica de Cafayate no fue cavada por la erosión de agua corriente, sino que su origen se debe a los movimientos tectónicos, hundimientos, o flexiones de la superficie y los magros ríos de los Andes secos no tienen la fuerza necesaria para cumplir una obra de tal magnitud.

Cuando ingresan al valle, a menudo se agotan, dejando depósitos de sal. En otros casos, atraviesan el valle transversalmente y se escapan aguas abajo por estrechas gargantas, mientras que a una parte y a otra subsiste la depresión, abarcando fragmentos de ríos independientes.

Al valle se opone el barranco de erosión, esculpido por las aguas, la “quebrada”. Se abre sobre el valle por una salida en V aguda, que se ensancha hacia arriba, y donde el ojo reconoce vertientes encajonadas y las sucesivas etapas de excavación.

Las lluvias son más escasas cuanto más encerrado es el valle. Las observaciones dan 250 mm en Cafayate, que interrumpe las precipitaciones durante el invierno. La concentración se da durante los meses de verano, entre noviembre y marzo, que permite la práctica del cultivo de vid sin riego.

De la Redacción de Diario Cafayate