Un ex funcionario de La Liga Calchaquí de Fútbol condenó el escándalo de la FIFA

Corrupción en la FIFA

Los diferentes casos de corrupción, por los que se investiga a los miembros de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), elevaron una nueva discusión sobre la dirigencia en el deporte, en todo el mundo.

Futbolistas, políticos, periodistas y opinión pública, han manifestado diferentes expresiones ante las gravísimas acusaciones que involucran a los altos funcionarios del fútbol mundial. Un ex miembro de la Liga Calchaquí de Fútbol analizó parte de la problemática global.

Con absoluta reserva de identidad, el funcionario de La Liga opinó que siente indignación y a la vez preocupación. Dijo comprender la corrupción en un sentido amplio, en el mundo moderno y antiguo y que las acciones de los hombres no deben mezclarse con la entidad, el fútbol.

El delegado agregó que es justo repudiar a las personas responsables de desanimar el aliento del fútbol y explicó que en lugares nobles donde los esfuerzos por sostener una liga son enormes la noticia lastima.

Contó que La Liga Calchaquí de Fútbol es un proyecto de hombres y mujeres que con invisible mérito escribieron una historia que sobrepasa los sesenta años y que lo único que debe tenerse en cuenta es que el fútbol es un deporte que practican casi 300 millones de personas en el mundo.

El ex dirigente condenó el escándalo de la FIFA y explicó que como cualquier hecho de corrupción debe ser íntegramente atendido por los poderes competentes. Además, dijo que las futuras acciones de todo lo esencial al fútbol, serán a partir de una enorme secuela.

El ex miembro de la Liga contó que hay personas entusiasmadas con la intervención del Departamento de Justicia, porque es positivo terminar con la corrupción y la trampa, pero hay que recordar que el fútbol debe dejar de ser una oficina y pasar más tiempo en las canchas.

La causa

El Departamento de Justicia estadounidense arrestó ayer en la ciudad suiza de Zurich a siete altos dirigentes de la FIFA para extraditarlos a Estados Unidos, donde se los acusa por 47 delitos de fraude, chantaje y lavado de dinero.

Las denuncias involucran al ex presidente del fútbol argentino, el fallecido Julio Grondona, para quien habían destinado 15 millones de dólares en coimas -sólo llegó a cobrar tres- por el contrato en el que la Conmebol cedió derechos de TV e imagen de cuatro Copas Américas.

De la Redacción de Diario Cafayate