Política Mayo 6, 2015

“No tengo nada que ver”

Fernando Almeda intendente de Cafayate

El actual intendente de Cafayate y candidato a renovar su segundo mandato, Fernando Almeda, sentenció: “Yo no tengo nada que ver”. Las declaraciones fueron en base a una denuncia vinculada al consorcio de residuos sólidos urbanos, que señala la desaparición de 3, 5 millones de pesos; “la partida de dinero data del año 2001”, completó el Ejecutivo cafayateño.

Silvio Aguirre, integrante de la Cooperativa de Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos, que trabaja con las municipalidades de Animaná, Cafayate y San Carlos, presentó una denuncia en la justicia federal por una suma multimillonaria, para a una obra que figura oficialmente rendida y ejecutada y carece de ambos sustentos.

Para el intendente Almeda, debería rendir cuenta cada Concejo Deliberante, respectivo a los municipios en cuestión. “Lamento la renuncia de Aguirre y la disolución de la Cooperativa. Pero hemos llegado a una situación prácticamente irreversible, con respecto a este tema”, aclaró el mandatario municipal.

“En 2001 no era intendente ni funcionario de ningún cargo político y si existieron fondos que recibió la Provincia, corresponderían al cargo de Juan Carlos Romero como gobernador, aunque deberá rendir cuenta el secretario de medio ambiente de entonces, de quién no recuerdo su nombre en éste momento”, sentenció Almeda.

Luego de que se presentara la denuncia federal, Almeda se comunicó con el ex intendente, Juan Esteban Ocampo, y tras interrogarlo, el último le contestó que “los fondos de los cuales habla Silvio Aguirre, los habría recibido la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia, para realizar los trabajos de fosa, trinchera y membrana para el inicio de la primera etapa de la obra”.

Almeda obligado a denunciar

Las autoridades y funcionarios, cuando incurren en los actos u omisiones que se contemplan respecto de cada uno de ellos en cualquier disposición, adquieren responsabilidad política, penal y civil y están obligados a denunciar e investigar posibles irregularidades en virtud de sus obligaciones como funcionarios públicos.

En el caso de que se comprobara el desvío de los fondos por $ 3.500.000 que denunció Aguirre, el intendente Almeda deberá denunciarlos, al igual que el organismo de contralor de Cafayate, que compone al actual Concejo Deliberante. Caso contrario estarían ambos: Ejecutivo y Deliberante incurriendo en el delito de incumplimiento del deber como funcionario público.

De la Redacción de Diario Cafayate