Sociedad Agosto 8, 2018

Feministas antes del sueño

Florencia Arias Colectivo Mujeres Salta

“En Salta, la lucha feminista no descansa y gracias a la conquista que llevamos desde las calles logramos demostrar que no vamos a guarecer ante las conductas machistas y patriarcales que nos quieren imponer”, asegura Florencia Arias, integrante de una colectiva de mujeres.

Esa agrupación se reunió los varios martes al año, frente al Palacio de la Legislatura de Salta, para exigir un derecho fundamental de salud integral que reivindica la lucha de los, las y les estudiantes salteños.

Esa hermandad las encontró abrazadas a las consignas de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito que transcurrió como un trabajo de lucha y organización dentro y fuera de las escuelas.

Florencia endurece su postura cuando señala a los opositores al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. “Anti derechos, buscan promover el slogan vacío de contenidos ´salvemos las dos vidas´”, advierte.

Repudia el postulado del ex gobernador de la provincia de Salta, Roberto Ulloa, acusándolo de ser responsable de violaciones a los Derechos Humanos durante la última dictadura cívico militar.

“También formó parte de un proceso que fue especialmente violento con las mujeres y hubo cientos de bebés apropiados que aún seguimos buscando. Un tipo como Ulloa no puede estar a favor de la vida”, afirmó Arias.

Con activismo denuncia a quienes considera que “están a favor del negacionismo, la tortura, persecución y muerte de mujeres, hombres y cuerpos gestantes en las provincia” de Salta.

Florencia repudia a la Iglesia que protege la conducta impropia de los sacerdotes y menciona el caso de Carlos Gamboa, quien defiende públicamente el derecho a la vida y ataca la libertad de su hija, abandonada durante dieciocho años.

“Tuvo que salir a manifestarse públicamente siendo abrazada por las compañeras, que vimos en su reclamo un planteo a la Iglesia”, dijo.

El caso Gamboa evidencia la situación de un sacerdote salteño que abandonó a su hija. El cura fue denunciado por la joven. La Iglesia Católica Apostólica Romana, reconoció el “abandono” y “doble moral” y pidió disculpas públicas a través de un comunicado.

“Hoy, 8 de Agosto, como en todo el país, Salta está de vigilia. Quiero que sepan que el movimiento feminista se encuentra más fuerte que nunca, a pesar de tener diez representantes que nos niegan derechos”, manifiesta.

Florencia Arias aseguró que las mujeres van a resistir y a exigir un trato igualitario. Reivindicó el derecho libertario sobre el cuerpo y la vida, al que basó en “una ley fundamental” que los legisladores deben contemplar.

“Una ley salvará vidas, reconocerá derechos y garantizará el acceso igualitario a la salud integral. Esta ley se debate en el senado, pero la ganamos en las calles”, concluyó.