Francisco aseguró que el aborto es un asunto «de ética humana»

papa Francisco hospital niño

Anticipado al tratamiento de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, el papa Francisco I manifestó su rechazo al proyecto. Aseguró que «no es un asunto primariamente religioso sino de ética humana» y que «no se puede estar a favor del aborto y defender el medio ambiente».

El Pontífice reiteró su oposición al aborto legal y manifestó: ¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema?»; ¿Es justo eliminar una vida humana?». También, expresó que estar a favor de la eutanasia o de la pena de muerte no son problemas de un orden moral distinto.

«Si pensás que el aborto, la eutanasia y la pena de muerte son aceptables, a tu corazón le va a resultar difícil preocuparse por la contaminación de los ríos y la destrucción de la selva», aseguró.

«Aunque la gente siga sosteniendo vehementemente que son problemas de un orden moral distinto, mientras se insista en que el aborto está justificado, pero no la desertificación, o que la eutanasia está mal, pero la contaminación de los ríos es el precio del progreso económico, el mundo seguirá estancado en la misma falta de integridad».


«La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería…Nunca hemos maltratado y lastimado nuestra casa común como en los últimos dos siglos» (Laudato Si 21,23)


El papa insiste en la unidad entre la ecología y lo humano y en como el destino de la humanidad está unido inseparablemente al destino de nuestra casa común y advierte contra los movimientos que transforman la vivencia ecológica en ideología.

La Iglesia Católica consideró que debatir el proyecto de ley, en el actual contexto, es inoportuno e impudente y por tal motivo convocó a una «marcha por la vida», el fin de semana, en todas las plazas del país.

Diario Cafayate