República Noviembre 6, 2014

Francisco recibió a Estela de Carlotto y su nieto

Papa Francisco I Estela de Carlotto y su nieto Ignacio Guido Montoya en el Vaticano en Roma

El papa Francisco recibió este miércoles 5 de noviembre a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto, y a su nieto, Ignacio Guido Montoya, cuya identidad le fue devuelta a comienzos de agosto de este año.

El encuentro con el Santo Padre se concretó en una sala contigua al Aula Pablo VI, dentro de los límites de la Ciudad del Vaticano, y no en la residencia de Casa Santa Marta donde reside el papa Francisco. Junto con los dos invitados, asistieron otros 16 familiares y allegados a Carlotto y a su nieto.

La reunión comenzó a las 17 y se extendió por media hora. Al principio, el Papa dialogó en privado con la presidenta de Abuelas y su nieto, y después saludó a toda la comitiva, compuesta por los tres hijos de Carlotto -Remo, Claudia y Guido- y sus otros nietos.

Los Carlotto regalaron al Papa varios objetos, entre ellos un poncho y un disco con canciones de Ignacio Guido, que es pianista y profesor de música.

Además, la presidenta de Abuelas obsequió al pontífice argentino un pañuelo distintivo de la institución y una estatua que representa los valores de la justicia, la verdad y la memoria.

La carta y la convocatoria

Enterado de la restitución de Ignacio Guido Montoya, el papa Francisco escribió en agosto una carta de puño y letra a Estela de Carlotto para expresarle su cercanía y sus felicitaciones.

En la misiva, el pontífice expresó: “Por medio de estas líneas quiero hacerme cercano a usted en estos días en que se ha reencontrado con su nieto. Gracias señora por su lucha. Me alegro de corazón y pido al Señor que le retribuya tanto tesón y trabajo. Quedo a su disposición, y por favor, le pido que no se olvide de rezar por mí”.

También la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina envió entonces una carta a Carlotto expresando alegría por la recuperación de su nieto.

A comienzos de septiembre, el arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz y presidente del episcopado, monseñor José María Arancedo, recibió a Carlotto en audiencia y grabó, a solicitud de está, un mensaje pidiendo que se faciliten datos de niños apropiados y lugares clandestinos de sepultura utilizados durante la dictadura.

En aquel encuentro con el presidente del episcopado, Carlotto agradeció la colaboración y confirmó que ya tenía pautada una entrevista con el Santo Padre.