República Octubre 15, 2016

El Papa Francisco y el Presidente Macri se reunieron en Roma

Mauricio Macri Papa Francisco Vaticano Roma octubre 2016

El papa Francisco recibió hoy al presidente Mauricio Macri en el Vaticano, donde mantuvieron “una larga charla” sobre la situación de la Argentina y el mundo, y compartieron la preocupación por la pobreza y el narcotráfico.

En una conferencia de prensa posterior en la embajada argentina ante la Santa Sede, el primer mandatario definió como “buena” y “positiva” la audiencia privada con el pontífice, y dijo que su intención fue escuchar las opiniones de alguien a quien considera “un líder moral” sobre las acciones que lleva adelante el gobierno.

“Le pedí unas palabras de despedida. Me miró y me dijo: “fuerza y adelante”, reveló e indicó que le pidió al Papa que rece “para que Dios me ilumine y me lleve por el camino correcto”.

“Hablamos de indicadores de pobreza, de lo mucho que hay por hacer y la importancia de la agenda de paz en el mundo”, precisó, y agregó: “También del narcotráfico”. “La preocupación por la pobreza es compartida”, agregó.

Macri dijo que el Papa estaba muy contento por la canonización del Cura Brochero, que presidirá mañana y a la que el mandatario argentino asistirá, y le dijo que sería “lindo tener muchos como él para reducir la pobreza” en el país.

Al ser consultado sobre si hablaron de la posibilidad de que el Papa visite el país en el futuro próximo, Macri respondió que no y puntualizó: “Él sabe que todos lo esperamos. Estoy seguro de que cuando él venga (a la Argentina) será muy importante. Él es una persona sabia y sabrá cuándo es el momento indicado”.

El Presidente destacó que durante casi una hora “la familiaridad siempre estuvo”, en particular cuando el Papa le preguntó sobre la “bicicleteada” que había compartido el día anterior con el cardenal Mario Aurelio Poli.

Macri dijo que un momento “muy gracioso” de la reunión fue cuando su hija Antonia, que llevaba un cuestionario, le preguntó a Francisco “si tenía papás, si dormía con la misa ropa y qué comida comía”.

El jefe de Estado llegó al Vaticano a las 10.18 hora de Roma (a las 5.18 en Buenos Aires), acompañado de su esposa Juliana Awada, la hija de ambos, Antonia; Agustina, la hija de 33 años del mandatario, y Valentina, la hija de 13 años de la primera dama.

Macri mantuvo después un encuentro privado con el Papa en el estudio anexo del Aula Pablo VI, y el único testigo fue el embajador ante la Santa Sede, Rogelio Pfirter.

El jefe de Estado le obsequió a Francisco una escultura hecha por el artista argentino Alejandro Marmo, que simboliza el diálogo interreligioso, porque esa es “una de las prioridades de la agenda internacional de Francisco”.

La obra del artista argentino, uno de los preferido por el Papa, está hecha de materiales de descarte y representa la unión de las tres grandes religiones, con una cruz que, montada sobre una base que simboliza una estrella de David, tiene también dos medialunas símbolo del islam.

De la Redacción de Diario Cafayate