Sukhareva, la rusa que detectó el autismo y no fue siquiera mencionada

full color

Cafayate – La psiquiatra infantil ucraniana, Grunya Sukhareva, publicó la primera descripción de autismo y privilegió los tratamientos educativos, familiares, psiquiátricos y sistémicos de las personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista).

Sukhareva se licenció como médica y especializó en psiquiatría infantil. Fundó una escuela terapéutica para tratamiento de niños y adolescentes y fue nombrada profesora titular, en el Instituto Médico de Moscú, y directora general, en el Psiconeurológico de Kharkov.

Su descripción está basada en informes sobre la evolución de niños a los que trató. Incialmente, denominó al trastorno que los afectaba con el nombre de «psicopatía esquizoide» y luego lo cambió por «psicopatología autística».

Esa presentación, titulada «Conferencias sobre psiquiatría infantil clínica», expone los síntomas mentales, aspectos físicos y alteraciones motoras relevantes para el síndrome aunque no específicos del TEA.


Las características de los niños que trató Sukhareva eran actitud autística y tendencia hacia la soledad y a evitar desde la infancia a las personas, rechazando la compañía de otros niños


Sukhareva aseguraba que el trastorno se iniciaba en la infancia temprana, y que los niños, a pesar de que tenían una inteligencia normal o superior a la media, eran incapaces de acceder a la escuela reglada debido a sus comportamientos extraños.

La descripción permitía a quien la apreciara, reconocer a los niños al menos en el ambiente de una consulta.

La especialista en psiquiatría infantil, notó esa combinación entre los buenos niveles de inteligencia y el mal funcionamiento motor. Por ello, postuló que el sustrato anatómico podía estar en el cerebro, los ganglios basales y los lóbulos frontales, algo que encaja en los estudios recientes con neuroimagen.

Los niños tratados en la descripción de Sukhareva fueron ingresados en la escuela terapéutica y recibieron una formación específica en el control motor y en las habilidades sociales, a través de talleres ocupacionales con carpintería, gimnasia y pintura.


La formación de los niños facilitó su mejora e inclusión en la escolarización reglada


Grunya Sukhareva no es conocida. Los artículos y libros sobre el tema mencionan a Leo Kanner y Hans Asperger como descubridores del autismo y ella no es siquiera mencionada.

Sin embargo, fue quien publicó un artículo traducido al alemán en una revista internacional, que tanto Kanner como Asperger habrían podido leer, pero ese tratado quedó relegado y no formó parte del conjunto de textos destinado a la investigación científica.

Sukhareva fue una investigadora pionera de la psiquiatría infantil; una de las personas clave en el conocimiento científico del autismo.

Diario Cafayate