Sociedad Enero 14, 2016

La situación real del Hospital de Cafayate

Cafayate Hospital Nuestra Señora del Rosario

La publicación sobre las deficiencias en el Hospital Nuestra Señora del Rosario de Cafayate, se basa en un informe presentado y publicado por la Auditoría General de la Provincia de Salta, practicado en 2012.

Las “deficiencias” informadas por entonces, fueron revertidas durante la gestión de la Gerente Generala del Hospital, Dra. Magdalena Balderrama, en el período de los últimos tres años, alcanzado la eficiencia de las condiciones y servicios, observada por la auditoría.

Los problemas señalados, como de control interno, contables y de inventario, se debieron a una falta de actualización en el sistema, a la fecha de presentación, en 2012. Sin embargo, las presentaciones posteriores probaron que tales deficiencias no eran como indicaba la auditoría.

“Si nos dejáramos llevar por el criterio que manejan los inspectores, cuando realizan auditorias en los hospitales y centros de salud de la República Argentina, ni siquiera podríamos continuar con la actual prestación del sistema de salud pública”, confió una fuente especializada, cercana al sector.

“En sí, una auditoría es un examen crítico y sistemático, y si bien es realizado por profesionales y expertos del área en cuestión, es necesario reinterpretar la razonabilidad de la información contenida en ellas”, amplió la fuente reservada.

La gestión de la Gerente General del hospital, Dra. Magdalena Balderrama, ha alcanzado importantes logros en los últimos tres años; la adquisición de un mamógrafo, ecógrafo, flota de ambulancias y recuperación de máquina de rayos X.

Curiosamente, las observaciones realizadas por la Auditoria General de la Provincia, se basan en la falta de inversión en infraestructura, que dependen principalmente de los Ministerios de Salud y Obras Públicas de la Provincia de Salta.

Independientemente de que la auditoría practicada en 2012, no cuenta con el mismo valor actualmente, el Hospital Nuestra Señora del Rosario tiene falencias que deberán ser atendidas por los ministerios de Salud de Nación y Provincia.

La situación contractual de los profesionales médicos y trabajadores de la sanidad, viene atravesando un momento delicado, en cuanto a la formalidad laboral. La misma realidad se da en todo el territorio de la Provincia, desde hace más de una década.

“Los médicos, enfermeros, choferes de ambulancia, en fin, todos los que de alguna manera dedican su vocación al cuidado de la salud de las personas, no son, ni fueron debidamente reconocidos por las autoridades”, evidenció la fuente que solicitó reserva de identidad.

“Sabemos que las personas que trabajan en el hospital no dan abasto, pasan más tiempo afuera que adentro. Esto no quiere decir que la atención sea mala, por el contrario; pero evidencia fisuras en el sistema de salud”, finalizó.

La opinión pública se reserva versiones encontradas. Los pacientes del hospital presentan quejas frecuentas, con respecto al sistema de turnos y hacia algunas derivaciones que vuelven costosa o inaccesible la atención médica en el propio centro de salud de Cafayate.

La ponencia de los médicos que visitan el hospital suele ser de aprobación y en comparación a otros hospitales de la zona, es el de mayor complejidad, ya que funciona como cabecera, brindando atención otros departamentos y ciudades de la Provincia de Catamarca y Tucumán.

De la Redacción de Diario Cafayate