Hostels de Cafayate se reinventan como pensiones

economía y turismo – Algunos hostels de Cafayate se convierten en establecimientos que alquilan habitaciones por mes. Son en su mayoría casas de huéspedes que se adaptan a la decisiva y grave situación económica.

La recategorización de esos albergues, posadas y paradores, es por la crisis del Covid-19 y modifica la economía y el negocio de la industria del turismo.

La oferta de los hostels se mantiene hasta diciembre y pone a disposición habitaciones privadas, con baño y cocina compartidos.

El alquiler, por unos $7.000 u $8.000, incluye servicio de internet y lavadero con máquinas y hasta living comedor y sala de estar.

Los hoteleros de Cafayate pronostican que la industria se reactivará a partir de enero con turismo interno

Para los administradores y propietarios de albergues, el beneficio económico futuro, comparado con el negocio pasado, será de hasta un 300% menos.

Sin embargo, la recuperación de la industria de turismo será rápida y eficiente, porque la interrupción fue abrupta, y los hostels volverán a operar como lo hacían hasta antes del coronavirus.

El promedio del precio de alquiler de una vivienda familiar de dos habitaciones con patio, es de $6000 por mes, y el de una habitación, de $1200.

Hasta antes de la pandemia, el salario promedio de un empleado de agencia, hotel o restaurante era de $22.600 y en la actualidad es de – $45.200.

Diario Cafayate