República Abril 9, 2016

Imputaron a Cristina Kirchner

Cristina Kirchner imputada por lavado de dinero

La ex presidente  de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, fue imputada por el delito de lavado de dinero. El fiscal Guillermo Marijuán fue quién tomo la decisión tras la declaración de Leonardo Fariña, quien involucró también al ex primer mandatario, Néstor Kirchner, y al ex ministro, Julio De Vido.

La primera declaración de Leonardo Fariña, frente al juez Sebastián Casanello y el fiscal Guillemo Marijuán, fue: “Acá hubo un plan orquestado por Néstor Kirchner para saquear al Estado argentino. Néstor Kirchner fue el ideólogo y ejecutor de ese plan”. Luego de prestar su testimonio, Fariña pidió inmediatamente acceder al Programa de Protección de Testigos.

“Néstor orquestó todo el plan, la obra pública la digitaba junto a Julio De Vido”, continuó Fariña, quién procedió automáticamente a brindar detalles de cómo se realizaba la operatoria para transferir dinero al exterior, bajo una metodología ligada a cuentas comerciales y la sofisticada maniobra para evitar su rastreo.

Leonardo Fariña, quién se encuentra imputado en otra causa por lavado de dinero, contó a los funcionarios del Poder Judicial que los pagos los hacían a través de Lombard Odier, un banco fundado en 1796 en Ginebra, Suiza, y que el dinero de la corrupción se enviaba a esa entidad bancaria, a través de una “cuenta puente” cifrada que estaba a nombre de Teegan Inc.

El ex operador y socio clandestino de Lázaro Báez detalló que desde Ginebra el dinero era girado a otra cuenta manejada por los verdaderos beneficiarios de la maniobra, y que el movimiento se desintegraba a los 180 días, evitando de esa manera dejar cualquier tipo de rastro que permitiera seguir la ruta del dinero.

La maniobra se completaba a partir de que Lombard Odier abría la cuenta puente ligada a una sociedad comercial en Bélgica y juntamente con eso entregaba un e-token (dispositivo generador de claves numéricas) que permitía al portador hacer transferencias. Fariña dijo que presenció cuando del banco le entregaron el dispositivo a Lázaro Báez.

Fariña agregó que tras de la muerte de Néstor Kirchner una embajada de una potencia exterior le advirtió a Cristina Fernández que Lázaro Báez estaba haciendo muchas transferencias de dinero ilícito a Europa y que tras recibir esa información, la propia Cristina llamó a Lázaro para reprocharle que se estaba robando el dinero de Néstor.

En su declaración recuerda también que Lázaro Báez, Martín Báez y Claudio Bustos -Gerente de Austral Construcciones- fueron a Olivos para hablar con Cristina sobre la construcción de la ruta interbalnearia, porque querían quedarse con los negocios de la pavimentación y el peaje, y Cristina les dijo “ustedes no van a ganar hasta que nos devuelvan la plata de Néstor”.

Además antes de finalizar la exposición, Fariña aportó números de teléfonos celulares con los que se comunicaba con Lázaro Báez, dejó en claro que nunca estuvo en la quinta de Olivos, y mencionó a otras entidades financieras -incluído el HSBC- que se utilizaban para girar dinero fuera de la República Argentina.

La imputación de Cristina Fernández de Kirchner goza de principios en su favor, como la presunción de inocencia, que indica que como imputada es inocente siempre y cuando no haya sentencia condenatoria en su contra y que tiene derecho a hacer valer, hasta la finalización del proceso, los derechos y garantías que le confieren las leyes.

De la Redacción de Diario Cafayate