Sociedad Octubre 12, 2016

Investigan la TV de Cafayate

Transmisor televisión abierta Cafayate

La funcionaria por Cafayate, Ana María Quintela, presentó un pedido de informe en el Concejo Deliberante, para conocer la ubicación de la antena comunitaria y los elementos que componen al sistema de televisión abierta de la región.

La solicitud de la concejal fue elevada al Poder Ejecutivo municipal, a raíz del reclamo de los vecinos del Departamento, quienes revelaron  que el sistema de televisión abierta se encuentra fuera de servicio.

El pedido de informe del Deliberante fue contestado por el Ejecutivo, quien manifestó que no existe registro que acredite la compra de antenas, transmisores y televisores y documentación de firma de convenios que correspondan al funcionamiento de la televisión.

La primera antena se compró con dinero de los vecinos de Cafayate; la segunda se adquirió con fondos municipales. Una funcionó en el Complejo Deportivo, la otra en el Balneario, y los equipos en propiedad privada.

La concejal Quintela dijo que se desconoce formalmente la ubicación de antenas, televisores y equipos de transmisión, aunque señaló que estas podrían encontrarse en propiedad privada de un particular a cargo de la emisión y mantenimiento del sistema.

La funcionaria admitió que le fue imposible hallar la ordenanza que permitió la compra de la segunda antena, los televisores y transmisores, supuestamente con fondos provenientes de las ganancias de la edición del festival, Serenata a Cafayate, de la anterior gestión de gobierno.

Las averiguaciones de la concejal cafayateña dieron con que la segunda antena comunitaria fue comprada durante la gestión del ex intendente, Juan Esteban Ocampo, y la prestación del servicio bajo responsabilidad del ex empleado municipal, Sergio “Chara” Nuñez.

La misma investigación llevó a Quintela a corroborar que el mantenimiento de la antena y emisión de la señal de televisión abierta de Cafayate, se encontró bajo dominio de Nuñez, al menos durante los últimos seis años.

Según la concejal, la Municipalidad de Cafayate le pagó a Nuñez una suma de dinero desconocida, por el mantenimiento de la antena y la emisión de la señal, en concepto de materiales, energía eléctrica y servicio de televisión satelital.

Cafayate no cuenta con servicio de televisión abierta y las antenas, televisores y transmisores, que componían al sistema, no se encuentran en ninguno de los edificios públicos de la Municipalidad; tampoco existen documentos de compra de elementos y firma de convenios para su destino.

La concejal por Cafayate, Ana María Quintela, advirtió que su pedido responde a una función social y que el mismo pretende restablecer el servicio de televisión abierta para las personas que viven en la periferia y para quienes no pueden acceder a un servicio de televisión pago.

De la Redacción de Diario Cafayate