Sociedad Julio 21, 2015

Demuestran serias irregularidades en la Municipalidad de San Carlos

Documento prueba violaciones a los salarios de los trabajadores de la Municipalidad de San Carlos

Luego de la puja de los empleados municipales de San Carlos, que llevó a un paro y movilización con heridos y detenidos, para lograr la restitución de los cesanteados, el personal puso en evidencia serias violaciones a los derechos de los trabajadores.

Existen documentos que prueban que algunos empleados de la Municipalidad de San Carlos, cobraban sueldo por $1.700 y otros que con treinta años de antigüedad, percibían haberes por $4.992. Cabe destacar que en Argentina, el salario mínimo, vital y móvil es de $4.716.

El secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Marcelo Vizgarra, dijo que el intendente, Roberto Vázquez, no fue capaz de solucionar la situación laboral de los empleados, que durante ocho años cobraron, a través de contratos basura, sumas inferiores a los $1.700.

Con respecto al desalojo de los 35 empleados que se manifestaron ayer frente al edificio municipal, Vizgarra dijo que se trató de un “apriete oficial”, en relación a la orden de represión policial que dictaminó Vázquez con autorización de la Fiscalía de turno y que dejó seis heridos.

El gremialista apuntó a la candidatura del intendente, adelantando que Vázquez pretende ser candidato a diputado nacional, por el Frente que integran el gobernador Urtubey y Daniel Scioli, cuando ni siquiera puede responder a sus obligaciones como ejecutivo municipal.

Vizgarra explicó que en otros municipios, los empleados que tienen 21 años de antigüedad, ganan aproximadamente, $9.500 y comparó la situación del departamento San Carlos: “30 años en la municipalidad…$4.500”, puntualizó.

Por último el secretario de ATE dijo que Roberto Vázquez no tiene vergüenza porque miente al aire con seguridad y tranquilidad, acerca de los salarios de los empleados. “Dijo que los municipales de San Carlos eran los mejores pagos; es vergonzoso”, finalizó.

Hoy continuaron las medidas de fuerza con más apoyo por parte de otras agrupaciones sindicales. También se sumaron los empleados del centro preventivo para las adicciones, Valle, de Cafayate, para reclamar por su situación laboral.

De la Redacción de Diario Cafayate