Cultura Septiembre 13, 2017

La mente sufre y el cuerpo se queja

psicosomatico la mente sufre y el cuerpo se queja al pacino

CAFAYATE (redacción) – Una de cada tres personas que acuden al médico con un aparente problema neurológico sufre síntomas psicosomáticos sin padecer una enfermedad. Los dolores de cabeza, garganta, estómago y resfriado, son una constante en Cafayate.

Los psiquiatras y psicólogos aseguran que no existe una medicina no psicosomática y que la “enfermedad” psicosomática es un proceso de interacción de la mente y el cuerpo o de la relación entre ambas.

El dolor abdominal (estómago) se presenta cuando el enfado se torna estratégicamente incontrolable. Entonces, el cuerpo produce una mayor concentración de bilis que provoca puede provocar inconvenientes hepáticos.

El dolor de garganta aparece cuando existe imposibilidad de comunicar aflicciones y sentimientos reprimidos. Puede tener varias manifestaciones: infección, alergia e irritación, entre las más comunes.

El resfriado suele denominarse como un “conflicto entre la personalidad y el alma”. Esta dolencia, manifestada como una congestión y estornudos es producto de la falta de flujo nasal y se interpreta como “cuando el cuerpo llora”.

La obesidad entendida como un estado patológico que se caracteriza por un exceso o una acumulación excesiva y general de grasa en el cuerpo, se dilucida como insatisfacción y disconformidad.

La hipertensión arterial se considera prima del miedo y la ansiedad, incertidumbre y estrés y falta de descanso mental. Esos padecimientos logran que la presión de la sangre hacia las paredes de las arterias sea alta.

La neurosis se caracteriza por la presencia de trastornos nerviosos y alteraciones emocionales sin que haya ninguna lesión física en el sistema nervioso. En ocasiones paraliza la denominada “vida interior” de las personas.

La fiebre como aumento de la temperatura del cuerpo por encima de la normal, manifiesta la reacción del organismo frente a alguna enfermedad. Aumenta el ritmo cardíaco y respiratorio y rompe las fronteras de la inmunidad.

La migraña es un dolor que se presenta en la cabeza, cuero cabelludo y cuello. Para evitarla se recomienda realizar cambios en el estilo de vida, especialmente a través de la relajación. Los desencadenantes son los cambios hormonales, ciertos alimentos y bebidas, y el estrés.

El lumbago es el dolor localizado en la parte baja de la espalda. Se relaciona con la intromisión en asuntos ajenos a la capacidad de control, tanto del plano físico como del espiritual. Es decir de inmiscuirse en problemas que no corresponden.

El dolor torácico es una molestia que se tiene en algún punto a lo largo de la parte frontal del cuerpo entre el cuello y el abdomen superior. Está asociada al orgullo, exceso de rigidez y falta de flexibilidad.

Si bien la medicina tradicional reconoce la importancia de los procesos emocionales, en la aparición y desarrollo de enfermedades, considera difícil de cuantificar y precisar por depender de factores y variables regularmente probables de estudio con el método científico.