Editorial Noviembre 25, 2019

La violación en la cultura argentina

cultura de la violación en Argentina

Los medios de comunicación representan la violación sexual de forma explícita, a través de mensajes machistas interpretados por “iconos” de la cultura argentina. El cine de nuestro país de la década de 1980 muestra a las mujeres vulnerables, mediante dos tipos de narrativas.

La primera muestra la vulnerabilidad de la mujer, como la causa de la violación, y la segunda la fortaleza, como ocasión para la profanación. Ambos tipos de narrativas alimentan el abuso de poder de los machistas.

Las películas del cineasta argentino, Hugo Sofovich, alientan la socialización de los varones, a través de la agresión, dominación e ira, y la culpabilización de las mujeres, como fenómeno en el que se les atribuye la responsabilidad de las transgresiones que sufrieron.

La violación es un tema constante en los medios de comunicación, pero el punto de vista machista omite que la violencia contra la mujer se ejerce por su condición natural, y el desarrollo de noticias utiliza un lenguaje que legitima la misoginia.


La violencia sexual contra las mujeres, tiene sus raíces en la dominación masculina, y la desigualdad de género, que alimenta la cultura de la violación, es una cuestión de desequilibrio de poder


Durante la primera semana de mayo de 2019, se viralizó en Cafayate un video del abuso sexual a una adolescente de catorce años y su reproducción demostró la violencia que sufren las adolescentes a manos de grupos de varones.

En muchos casos, los abusadores y violadores obtienen la impunidad por el silencio de las víctimas, que se debe al sometimiento y a la vergüenza de las mismas, en una sociedad que acredita y verifica tales injusticias.

Los efectos psicológicos de la violencia contra la mujer, las afecta en toda su etapa vital, y si bien las voces de sobrevivientes han llegado a un punto en que ya no pueden ser ignoradas o silenciadas, los estados deben lograr erradicar las violaciones, que suponen un costo intolerable para la sociedad.

La cultura de la violación se manifiesta a través de la aceptación de las violaciones como un hecho cotidiano. No ir en contra de las normas culturales patriarcales es favorecer la violencia contra las mujeres y las niñas.

Diario Cafayate