fbpx

Travestis, transexuales y transgénero podrán acceder a empleo en la función pública

LGBTIQ Cafayate

Ley simple: cupo laboral para las personas travestis, transexuales y transgénero

La República Argentina progresó en equidad e igualdad de derechos, luego de que se convirtió en ley, para la administración pública nacional, la obligatoriedad de ocupar en una proporción no inferior al 1% de su personal a personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan condiciones de idoneidad y de establecer puestos de trabajo a ser exclusivamente ocupados por ellas.

La administración deberá establecer reservas de puestos de trabajo para travestis, transexuales o transgénero, a fin de garantizar el cumplimiento del cupo laboral y aplicará a quienes hayan efectuado o no la rectificación registral de sexo y el cambio de nombre de pila e imagen.

En la constitución del principio básico de no discriminación, toda travesti, transexual o transgénero tiene derecho a un trabajo digno y productivo, en condiciones equitativas y satisfactorias y protección contra el desempleo, sin discriminación por motivos de identidad de género o su expresión.

Por ende, no pueden establecerse requisitos de empleabilidad que obstruyan el ejercicio de estos derechos.

Para las travestis, transexuales y transgénero, el acceso al empleo formal puede salvarles la vida

Según las estadísticas actuales, el 70% de las travestis, transexuales y trans se dedica a la prostitución para obtener su principal fuente de ingresos. Por tal motivo y en búsqueda de la equidad e igualdad de derechos, la ley de cupo significa un reparación histórica.

Además, la ley no tendrá en cuenta antecedentes penales, los cuales se instrumentaban por parte de las fuerzas policiales a través de códigos contravencionales y de faltas que criminalizaban a las identidades travestis, transexuales y trans.

A su vez, tampoco exigirá la terminabilidad educativa para acceder a puestos laborales, contemplando que uno de los derechos vulnerados fue el acceso a la educación formal.

Cabe destacar, que algunas instituciones educativas continúan siendo expulsativas de las identidades, lo cual resulta un obstáculo para acceder a algunos puestos laborales.

Los derechos para travestis, transexuales y trans en Argentina han sido calificados como algunos de los más progresistas del mundo

En efecto, Argentina tiene una de las leyes transgénero más comprensivas del mundo que convirtió al país en el único que permite a personas cambiar su identidad de género sin poner barreras como terapia de hormonas, cirugía o diagnosis psiquiátrica.

En 2015, la Organización Mundial de la Salud citó a la Argentina como un país ejemplar para promocionar derechos transgénero.

La nueva ley establece que «los organismos comprendidos deben promover acciones tendientes a la sensibilización con perspectiva de género y diversidad sexual en los ámbitos laborales».

Por último, el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad y el Instituto Nacional de la Administración Pública deberá capacitar al personal del Poder Ejecutivo Nacional para asegurar que la inclusión de las personas travestis, transexuales o transgéneros en los puestos de trabajo se realice en condiciones de respeto e identidad.