Economía Septiembre 11, 2019

El macrismo limitó al kirchnerismo

Cristina Fernández y Mauricio Macri

Mauricio Macri es el primer presidente elegido, desde 1944, no perteneciente a los partidos políticos tradicionales, y el primer jefe de estado, no peronista, en terminar su mandato. El macrismo es la posibilidad de una república democrática, administrada por más entidades de interés público, al margen del justicialismo.

La integración del macrismo limita al kirchnerismo y evita una socio economía política de izquierda populista. El programa económico establece menos inflación y más crecimiento, y casi fracasa.

El kirchnerismo le transmite al macrismo brecha cambiaria, default, déficit fiscal, deuda, estancamiento, inflación y nacionalización del sistema de pensiones.

Mauricio Macri propone la reducción del déficit fiscal de manera gradual, por medio de endeudamiento, evita un ajuste severo, y la economía argentina no crece.

El macrismo propone la colocación de deuda a cien años y el kirchnerismo dispone su aprobación.

Cristina Fernández elude la responsabilidad política, pero su vicepresidente y ministro de economía favorecen la re estructuración y el endeudamiento.


El macrismo obedece a una lógica económica y el kirchnerismo a un hecho político.


El macrismo (liberalismo) limita al kirchnerismo (intervencionismo) tras el estancamiento e inflación que propicia la política económica de la anterior gestión de gobierno.

La interacción del candidato a presidente de Cristina Fernández ensaya una crisis de deuda externa, auditoria para declarar su nulidad e hiperinflación para saldarla.

La política económica que ejercita el candidato de la ex presidenta se basa en el fortalecimiento del mercado interno, control de tarifas y tipo de cambio alto, en un contexto de crisis de deuda, que propone una devaluación del 156% para su mandato.

El macrismo evita una hiperinflación, logra una desacelaración y aproxima precios relativos.

#DiarioCafayate