Política Diciembre 30, 2015

Con la quita de subsidios Macri garantiza seis años de AUH

Macri Aranguren

El Presidente de la República Argentina, Mauricio Macri, reducirá los subsidios energéticos a los sectores pudientes, para lograr una recaudación equivalente a seis años de beneficios destinados a la Asignación Universal por Hijo (AUH).

El gobierno de Cambiemos alcanzará a recaudar en un año y medio, más de 35 mil millones de pesos, quitando los subsidios a los usuarios de mayor poder adquisitivo en la Argentina, que consumen servicios de energía gas natural.

Un familia tipo (dos adultos y dos menores), con un consumo promedio de gas, agua y electricidad, paga mensualmente en Cafayate, 340 pesos. La misma realidad, pero en una ciudad Capital de cualquier provincia, abona 40 pesos mensuales por los mismos servicios.

El gobierno de Cambiemos, lejos del neoliberalismo y conservadurismo, y con fuertes críticas desde la ortodoxia y desde el Frente para la Victoria (FPV), busca cimentar todas las políticas en la República Argentina.

El sociólogo, economista y ex ministro de Educación, Juan Llach, dijo que “el gobierno ha elegido un camino básicamente correcto” y agregó que “se usan adjetivos, calificativos, pero que no se ve la sustancia”, cuando los ajenos al gobierno no ayudan a recordar.

El subsidio a los sectores ricos por los servicios de electricidad y gas natural fue de 84 mil millones de pesos, en 2015. En referencia al FPV, Llach indicó que “un gobierno que se autodenominaba progresista destinó a los sectores pudientes 250 mil millones de pesos en subsidios, en 2015”.

Si el proyecto político de Macri se concreta como hasta entonces, y continúan las medidas económicas, el Estado podría recaudar entre 170 y 190 mil millones de pesos, a través de la baja de esos subsidios a los sectores de mayor concentración de riqueza.

Por otra parte, la quita de subsidios permitirá reducir el consumo irresponsable de los servicios de electricidad, gas natural y agua, para evitar los consumos record que provocan el colapso de los mismos y recaudar para invertir en infraestructura para ampliarlos.

La Asignación Universal por Hijo es un beneficio que percibe la madre, padre o tutor de los menores de 18 años y asciende a 500 pesos mensuales, con una quita del 20 por ciento, retroactiva a los 365 días, una vez presentadas las fichas de escolaridad y carnet de vacunación.

La AUH alcanza a 3,5 millones de beneficiarios, de los cuales, el 40 por ciento son menores de cinco años, según las estimaciones presentadas por el gobierno saliente. En la República Argentina, sin datos oficiales, se presume un índice de pobreza del 30 por ciento.

De la Redacción de Diario Cafayate