Cultura Febrero 19, 2016

Mariana Cayón

Mariana Cayon Serenata a Cafayate 2016

La tan esperada noche de Mariana Cayón se hizo vivo en la Serenata a Cafayate, tras sonar en las radioemisoras durante semanas completas y ciclos especiales, como los que lleva adelante, Carlos Nelson Vega, desde Radio Impacto.

El jueves 18, noche primera en la que se rompieron marcas y posiblemente la que ocupará un capítulo especial en la historia de la Serenata en su 42da edición, hizo que Mariana Cayón pusiera toda su energía. Fue lo que le dejó a Abel Pintos para que continuara.

La experiencia de Mariana la muestra más adentro que arriba del escenario, es una referencia al patio amable en que se convierte su casa con amigos. Un lugar, el suyo, el de la familia, siempre en Cafayate, con dotes de buena anfitriona y mucha camaradería.

Lo mismo sucede en la Serenata, aunque con una diferencia vital: La quena. Sin estridencia, a libre y sensible interpretación; ritmos americanos que revelan la historia de la música desde los Valles Calchaquíes con acervo universal.

Mariana sube al escenario impecable, con la elegancia originaria fina de aguayo de una mujer que sopla fuerte como el viento, y tras recorrer los clásicos y adelantar los nuevos cortes del disco Kilómetro 11, rompe con un impase de casi medio año.

De la Redacción de Diario Cafayate