«No nos pueden dividir»

Pedro Robledo, Cristina Fernández de Kirchner

Cafayate – La República Argentina es el primer país de América Latina en reconocer el derecho a matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción por parte de las mismas. La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, promulga la Ley de Matrimonio Igualitario, en 2010.

La Ley 26.618 de Matrimonio Civil, establece que «tendrá los mismos requisitos y efectos, con independencia de que los contrayentes sean del mismo o diferente sexo».

Fija que los integrantes de las familias cuyo origen sea un matrimonio constituido por dos personas del mismo sexo, así como un matrimonio constituido por personas de distinto sexo, tendrán los mismos derechos y obligaciones.

Sienta que ninguna norma puede ser interpretada ni aplicada en el sentido de limitar, restringir, excluir o suprimir la igualdad de derechos y obligaciones de los integrantes del matrimonio, y los efectos que éste produce, sea constituido por dos personas de distinto o igual sexo.


Durante el acto de promulgación de la Ley de Matrimonio Igualitario, la Presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, enseña que las cuestiones que tienen que ver con la condición humana y con la incorporación de la igualdad, no pueden dividir, deben unir


Para CFK, lo que la política había promulgado, con la declaración del matrimonio igualitario, era «una construcción social, transversal, diversa, plural, amplia, que no tenía que ver con las convicciones religiosas».

Entonces, reflexionó acerca de la coherencia de la fé católica de los legisladores que votaron a favor de la sanción de la Ley de Divorcio de 1987 y cotejó: » algunos de los que habían votado, en aquella oportunidad, seguramente hoy no estarían de acuerdo con lo que votaron negativamente».

Pocos años después, Cristian Fernández recibió a dos militantes del PRO, de los cuales uno había sido brutalmente golpeado por su orientación sexual. En esa oportunidad, los activistas le obsequiaron el libro “Gays y Lesbianas, vida y cultura, un legado universal”.

Sobre esa obra literaria, de autores que refelexionaban acerca de la homosexualidad, Fernández consideró que, en realidad, lo hacían sobre la condición humana y, uno de sus aspectos más maravillosos, el amor.

Diario Cafayate