Sociedad Agosto 3, 2017

Metáforas de la enfermedad

antipsiquiatria las metaforas de la enfermedad

La referencia a los trastornos mentales plantea hechos; conflictos personales e interpersonales tales como la angustia, ambición, dificultades o desviaciones sexuales, desavenencias familiares, fobias, inhibiciones y demás problemas propios de la fragilidad humana.

Esta es la versión pseudocientífica actual de la psiquiatría y la psicología clínica convencionales. No obstante, parece más realista aceptar que la vida es, en sí, una ardua construcción, y que lo que llamamos salud mental es, con más propiedad, la virtud o sanidad espiritual, la que no se logra mediante un arduo y tortuoso camino de aprendizaje.

Los científicos y profesionales médicos poseen una gran responsabilidad social y espiritual. Debe revisar su concienciación del humano para promover no sólo estilos de vida y de pensar saludables, sino de aspirar a una salud integral que abarque al ser interior y exterior.

Desde la relación de la antropología hebrea y la moderna medicina psicosomática, aparece como el verdadero ser del humano, su sanidad psico-biológica indisociable.

La teoría de la enfermedad mental tuvo su utilidad histórica hasta el siglo pasado pero en la actualidad se encuentra científica y médicamente desfasada ya que arriesga diagnosticar y tratar como enfermos mentales a pacientes con enfermedades cerebrales o de otro tipo que padecen trastornos involuntarios de conducta.

Es moral y políticamente nociva porque ha pretendido ser explicación de la infelicidad humana, cuyas manifestaciones fenoménicas pueden aparecer bajo la forma de problemas económicos, existenciales, morales o políticos.

En concreto, no requieren terapias médicas ni sólo alternativas económicas o políticas, sino una respuesta a la radical separatividad humana, a nuestra tristeza de no ser santos.

Proyecto de Investigación: N° DI-08-11/JM