Política Junio 15, 2016

Nanni pide quita del IVA

Miguel Nanni diputado nacional Salta UCR

El diputado nacional por Salta, Miguel Nanni, presentó un proyecto para modificar el IVA (Impuesto al Valor Agregado) en el agua. El mismo buscará beneficiar a las cooperativas que proveen agua potable en toda la República Argentina.

El legislador expresó que, “tal como se aplica actualmente el impuesto, se genera una inequidad, ya que los comerciantes que pagan el 27 % de IVA, tienen la posibilidad de recuperar o compensar ese monto como pago a cuente del impuesto”.

Nanni aclaró que, “la alícuota que tributa una vivienda familiar es del 21 % y no tiene posibilidad de recuperar o reducir ese porcentaje, mientras que en el caso de los comerciantes monotributistas, el gasto por el pago de IVA es incluido en el costo de producción y servicios a comercializar”.

En tal situación el consumidor final no sólo tributa por su consumo directo, sino también paga indirectamente el IVA del comerciante monotributistas, que se incluye en el precio del producto que aquél consume.

El objetivo del proyecto presentado por los diputados nacionales, Miguel Nanni de Salta y Luis Pastori de Misiones, ambos de la UCR (Unión Cívica Radical), tiene como objetivo disminuir la incidencia que el Impuesto al Valor Agregado tiene en la facturación del servicio de agua potable.

El proyecto de Ley

ARTÍCULO 1º: Incorpórese como inciso m al artículo 28 de la Ley 23.349 de Impuesto al valor Agregado, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones, el siguiente:

“m) Las ventas de aguas reguladas por medidor y las prestaciones comprendidas en el punto 6 del inciso e) del artículo 3º, cuando las mismas se efectúen en domicilios destinados exclusivamente a vivienda o casa de recreo o veraneo o en su caso, terrenos baldíos y el vendedor o prestador del servicio sea una entidad cooperativa regularmente constituida.”

ARTÍCULO 2º: De forma.

Los argumentos

La Confederación Cooperativa de la República Argentina (COOPERAR) desde hace 50 años viene integrando a organizaciones de servicios públicos, es una de las entidades que impulsan esta iniciativa, presentada en el año 2013.

El IVA que grava la venta y el servicio de agua potable es un tributo que pesa sobre las viviendas particulares, afectando por tanto a los que menos tienen puesto que se encarece un servicio público esencial para la vida, la higiene, y la salud de las personas.

Por este motivo, se establece la reducción del 50% de la alícuota, quedando ésta en un 10,5%, lo cual permitiría descargar el IVA de las compras con el débito fiscal obtenido por la venta del servicio, logrando un equilibrio que neutralice el impacto en el costo de producción y disminuya el monto final facturado al usuario.

Representantes del cooperativismo han advertido la desigualdad que significa la exención que respecto a este tributo gozan las Municipalidades que distribuyen agua potable en localidades del país. Esto hace que los ciudadanos que se encuentran en donde el servicio de agua potable es administrado por la municipalidad, disfrutan del beneficio de abonar el agua un 21% más.

De la Redacción de Diario Cafayate