Sociedad Junio 5, 2015

Los dos lados de los módulos

Cafayate módulos habitacionales crisis habitacional

Comenzó como una conquista social en Cafayate, a partir de una toma de tierras que forzó al gobierno de Juan Manuel Urtubey, a adquirir una superficie para la construcción de los denominados módulos habitacionales: Núcleo húmedo que consta de un ambiente y sanitario de 18 m2 en total.

Fue un impulso para la construcción de un barrio que consta de 647 unidades funcionales, algunas ampliadas con beneficios que otorgó el gobierno; otras con inversión de los propietarios. Muchas de ellas aun no realizaron medicaciones a la obra original.

Más allá de la disparada inflacionaria, a partir de enero de 2014, el problema que plantean los vecinos que viven en los barrios donde se emplazaron los módulos, no es económico; es social y está relacionado con la inseguridad.

Hace una semana se convocó a una reunión entre la Iglesia, Policía y Municipio para conversar acerca de la violencia en general. Con resultados optimistas, se trazaron discutieron distintas políticas públicas para contrarrestar la violencia.

Vecinos de los módulos contaron que existe un grupo de jóvenes que a fuerza de amenazas logran intimidar a las persona para sustraerles dinero. Además, denunciaron que hay consumo de sustancias y que el barrio es inseguro durante la noche.

Los encapuchados son un grupo que, además de estar enemistados con la Policía, arremeta contra la vecindad. Muchas de las personas que viven allí, señalaron a estos jóvenes como los principales responsables de los hurtos y asaltos en viviendas y la vía pública.

La urgencia por contrarrestar el déficit habitacional en Cafayate, le jugó una mala pasada a la Secretaría de Tierra y Hábitat de la Provincia y al Ejecutivo Municipal. La falta de planeamiento se torna hoy una dificultad para el normal desenvolvimiento del barrio.

Sin embargo, la mayoría de los vecinos empeña un gran esfuerzo por lograr la forestación, mejoras en la calidad de las construcciones y la utilización de espacios para la práctica de actividades desde el centro vecinal.

De la Redacción de Diario Cafayate