Sociedad Enero 26, 2016

Empleados municipales de Cafayate no prestaron servicio de recolección y barrido

basura en Cafayate por paro de municipales

Los empleados municipales de los sindicatos ATE, SOEM y UPCN realizaron tres asambleas, para renegociar el valor de las horas extra, con el intendente de Cafayate, Fernando Almeda, durante la segunda semana de enero.

Considerando una inflación del 40 por ciento sin datos oficiales, el delegado de ATE Cafayate, Cristian Aviar, explicó entonces que enviaron una propuesta al Ejecutivo, que fija el valor de la hora extra en $60 durante la temporada de verano e invierno.

Sin embargo, la negociación tuvo una contra oferta por parte del intendente, quién propuso a $55 el valor del tiempo adicional por servicios prestados y garantizó el pago de ese importe, en caso de que los municipales aceptaran la oferta.

En principio el valor de la hora extra para las temporadas fue acordado. Pero surgió una nueva discusión en torno al valor del tiempo adicional para el resto del año. Los sindicatos reclaman el pago de $40 por cada hora trabajada fuera del horario laboral ordinario.

El delegado de ATE responsabilizó a la secretaria de Gobierno y de Hacienda, de ponerlo en ridículo. “No actúan de buena fe; hacemos un acuerdo verbal y después no lo cumplen, haciéndonos quedar como los malos de la película”, se justificó el sindicalista, Cristian Aviar.

El delegado recibió varios reclamos por parte de los afiliados, no sólo de ATE, sino de otros sindicatos, quienes le manifestaron su reclamo por la dilación en las negociaciones y la poca efectividad para concretar los pedidos.

Cristina Aviar se disculpó con la comunidad de Cafayate, argumentado que su lucha y la de sus compañeros son inevitables para obtener los beneficios que pretenden. Finalmente, apuntó contra el gobierno asegurando que no hay forma de que ceda.

Mientras el gobernador de la Provincia reclama al gobierno nacional, una mayor coparticipación federal, la temporada de verano en Cafayate cerrará enero con un balance interanual negativo, en cuanto a ocupación y gasto promedio por visitante.

A la situación económica adversa, se le suman los reclamos del sector sindical, que trae aparejada la falta de prestación de servicios de recolección de residuos, que agravan las condiciones de higiene, además, por la falta de precipitaciones.

De la Redacción de Diario Cafayate