Cultura Abril 16, 2016

El Museo de la Vid y el Vino de Cafayate celebra el Día Mundial del Malbec

Museo de la Vid y el Vino de Cafayate Día Mundial del Malbec

Como todos los años, el Museo de la Vid y el Vino de Cafayate conmemora el Día Mundial del Malbec, la cepa emblemática argentina más famosa del país, el 16 de abril a partir de las 20, con entrada libre y gratuita.

Para esta edición se ofrecen tres actividades centrales; degustación de vinos Malbec de altura de Bodegas de Salta, delicatesen de la Escuela Técnica de Manualidades y la actuación de la Escuela de Luthería con versiones unplugged de Clásicos de Rock nacional.

La directora del Museo de la Vid y el Vino de Cafayate, Adriana Rodríguez Balut, destacó la importancia de la cepa y vino Malbec argentino por su reconocimiento internacional y representatividad a nivel mundial.

Rodríguez Balut explicó que esta variedad de uva llegó a la República Argentina durante el Siglo XIX y que debido a su adaptación al suelo salteño permitió la producción de un vino gustoso, al igual que en distintas zonas del Valle Calchaquí y Cuyo, principalmente.

La directora del Museo de la Vid y el Vino de Cafayate, agregó que hace más de veinte años la producción de Malbec en Argentina superaba una decena de miles de hectáreas y que en la actualidad esa cifra se triplicó.

Los avances tecnológicos, volcados a maquinaria y viñedos y a la capacitación de personal que se desempeña en la actividad vitivinícola, ha logrado una enorme aceptación para introducir en el mercado mundial más de sesenta millones de litros de vino al año.

Uno de los aspectos positivos que destaca al Museo del Vino de Cafayate, es el interés que ha generado en la población joven el vino en sí y la apreciación como una bebida de características nobles e importantes, a partir de las actividades a las que convoca frecuentemente.

Más allá del apogeo en el consumo de vinos torrontés, en el que Cafayate destaca su liderazgo nacional e internacional, la variedad Malbec ha permitido la elaboración de vinos rosados frescos, delicados y adaptables.

Sugerencia Malbec

Según los especialistas, este tipo de vino debe refrescarse a catorce grados centígrados, abrirse y servirse. Luego, templarse en la mesa, y con el primer trago calentar el paladar con la temperatura natural del cuerpo, para captar aromas y sabores diferentes.

Pero, si son reserva o gran reserva, es conveniente abrirlos media hora antes para que el vino respire. En el caso de las cosechas más antiguas es aconsejable realizar el proceso de decantación para que se aprecie con amplitud y profundidad.

Por qué Malbec argentino

La primera versión edifica la misión explícita del ex presidente de la Nación, Domingo Faustino Sarmiento, en su afán por transformar la industria vitivinícola de la República Argentina, hecho que logró en 1853, tras insertar la cepa Malbec en nuestro país.

La segunda versión corresponde al posicionamiento del Malbec, durante la década de los ’90, en la que se plantaron más de mil hectáreas de esta vid convirtiéndola en la líder indiscutida de sus productos, a través de su exportación alrededor del mundo.

De la Redacción de Diario Cafayate