Sociedad Junio 3, 2019

Ni una menos: asesinadas y golpeadas

Ni una menos Cafayate

CAFAYATE (redacción) – Un colectivo de protesta contra la violencia contra la mujer y su consecuencia grave, el femicidio. Ni una menos es una consigna que dio nombre a un movimiento surgido, en la República Argentina, el 3 de junio de 2015.

La marcha Ni una menos es una manifestación en contra del Femicidio: crimen de odio entendido como el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer.

Una mujer es asesinada cada treinta horas, en Argentina, en un contexto cultural e institucional de discriminación y violencia de género.

Las mujeres son víctimas de abusos físicos y verbales; de violaciones corporales y emocionales.

Femicidio es la palabra que denuncia el modo en que la sociedad vuelve natural algo que no lo es: la violencia machista.

Existe una cultura de la violencia contra las mujeres: hombres que piensan que una mujer es suya y que tienen derecho sobre ella, que pueden hacer lo que quieran, y que cuando esa mujer dice ´no´, la amenazan, le pegan y la matan para impedirlo.

El Femicidio es marcar los cuerpos de las mujeres violentamente, y como amenaza para otras: para que no puedan decir que no, para que renuncien a su independencia.

La lucha contra los Femicidios exige una respuesta múltiple, de todos los poderes del Estado y todas sus instancias –nacional, provincial, municipal- y precisa una respuesta de la sociedad civil, en especial por parte de los y las periodistas y comunicadores y comunicadoras.

Hay mujeres asesinadas y golpeadas, por afirmar sus propias decisiones, y las que están desaparecidas, víctimas del delito de trata.

Las estadísticas oficiales sobre Femicidios y violencia de género las realiza el Observatorio de Femicidios de Argentina.

Existe una Ley de “Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”, que amplió la definición de violencia contra las mujeres.

En mayo de 2015, fue encontrado el cuerpo de Chiara Páez, una adolescente de catorce años, que se encontraba embarazada, y que había sido asesinada por su novio. Este hecho motivó a realizar una convocatoria.

El 3 de junio se llevó a cabo la primera marcha Ni una menos con la adhesión de numerosas organizaciones sociales.

Ni una menos, con el dolor de la suma de víctimas que crece.

#DiarioCafayate