Sociedad Octubre 6, 2014

No todo residuo es basura

La preocupación por los problemas medioambientales ha despertado desde finales del siglo pasado la preocupación de millones de personas. Sin embargo los últimos en recibir su propio estado de alerta o llamado de atención, fueron los más protegidos o menos contaminados.

Cafayate es proporcionalmente más limpia que la Ciudad de Salta en la Capital de la Provincia. Pero los factores no se deben a los factores típicos de producción industrial y actividades comerciales como principales generadores de basura.

En primer término las personas que habitan los centros urbanos tienen una mayor tendencia a arrojar residuos en la vía pública por falta de educación en términos de conciencia ambiental. “Es más difícil ver como se arruina la vida sobre el cemento que en el prado”, comentó un especialista.

Sin embargo los ríos y canales en las ciudades poseen más contaminación aunque más inversión en plantas depuradoras, sistemas cloacales, bio digestores y empresas de recolección y tratamiento de residuos.

Se calcula que una persona genera un kilogramo y medio de basura por día. Y que esos desechos no son pre seleccionados desde el hogar, comercio o industria para su posterior recolección, tratamiento y disposición final.

Pero muchos de los residuos domiciliarios son reutilizables o reciclables en un 65 por ciento. Hay quienes ven la oportunidad de hacer un pequeño negocio en pos de un medio ambiente más saludable.

No Todo Residuo Es Basura, es una Pequeña Empresa que nació a principios de años en Cafayate y es dirigida por Hernán Díaz y un pequeño grupo de colaboradores. La misma se encarga de retirar a domicilio los residuos que pueden ser recuperados.

Para tal fin las personas que habitan Cafayate, igual que la Empresas que tienen su actividad dentro del Departamento, puede solicitar los servicios gratuitos y contribuir doblemente con el objetivo de Díaz: No contaminar, pre seleccionar y depositar los residuos donde corresponde.

Hernán Díaz tiene experiencia en el área desde hace diez años aproximadamente. Fue de la famosa generación de carreros en -Buenos Aires y Gran Buenos Aires a partir de 2001 junto al boom de las acopiadoras y cooperativas que compraban cartón y papel principalmente.

Díaz ha organizado una pequeña empresa que todos los días por medio de un carro ecológico recorre Cafayate acopiando materiales que las personas tiran. Para no saturar el vertedero municipal, No Todo Residuo es Basura, se dedica al acopio y separación de éstos.

La primera fase del carro es tracción a sangre por medio de una bicicleta adaptada con juego de 18 cambios. Pero pronto contará con un motor que se alimentara puramente a energía eléctrica por medio de baterías solares.

De la Redacción de diariocafayate.com