Cultura Diciembre 16, 2016

Bandoneón por Acucho Torres

Noche de bandoneones en homenaje Agustin Acucho Torres

Se llevará a cabo la onceava edición de “Noche de Bandoneones” en homenaje al músico y formador bandoneonista, Agustín “Acucho” Torres, en el Cine Teatro Municipal de Cafayate, el viernes 16 de diciembre, a las 21.

Con entrada libre y gratuita el espectáculo convoca a los bandoneonistas Walter Guerra, Ángel Llanes, Javier Esteban, Marcelo Baez, Los Salamanqueros, Ecos de Mi Tierra, y a la nieta de “Acucho”, Valeria Torres.

“Hemos comenzado en 2006, un año antes de que falleciera mi abuelo y seguimos compartiendo en cada aniversario estas noches a puro bandoneón”, manifestó la nieta de “Acucho”, Valeria Torres, Bandoneonista.

“Mi abuelo no tenía su corazoncito solamente en la música, también en varias actividades sociales que tienen que ver con la comunidad; la educación, el deporte, el arte”, agregó Torres, durante una entrevista a Diario Cafayate.

En la historia de la música de Cafayate y Valle Calchaquí, muchos bandoneonistas han aprendido con Agustín “Acucho” Torres, desde familiares y amigos, hasta casuales alumnos y hasta viajeros frecuentes y visitantes.

“Fue un gran compañero de ruta musical. Con él compartí cosas como abuelo y músico. Como nieta tengo los mejores recuerdos y doy gracias a Dios por la oportunidad que me dio”, completó emocionada Valeria Torres.

El bandoneón

El bandoneón es un instrumento musical de viento, libre a fuelle, pariente de la concertina, de forma rectangular, sección cuadrada y timbre particular.

Su nombre original en alemán es bandonion, pero su castellanización en el Río de la Plata estableció la palabra “bandoneón” para denominar al instrumento en español.

Fue diseñado inicialmente en Alemania como evolución de instrumentos de lengüetas sueltas (free-reed) anteriores como la concertina entre otros.

Se dice que su uso fue inicialmente como órgano portátil para ejecutar música religiosa; de ahí su sonido sacro y melancólico único.

Al llegar al Río de la Plata de la mano de marineros e inmigrantes, fue adoptado por músicos de la época y fue así como colaboró en la formación del sonido particular del tango rioplatense, constituyéndose en un verdadero símbolo de éste.

En la ciudad fronteriza de Leticia en Colombia se toca este instrumento siendo esta ciudad centro del eje musical fronterizo – amazónico.

De la Redacción de Diario Cafayate