Política Noviembre 23, 2016

“Que los conflictos se resuelvan en justicia y en verdad”, anunció el obispo prelado de Cafayate

obispo de Cafayate Monseñor Jose Demetrio Jimenez

El obispo de la Prelatura de Cafayate, Monseñor José Demetrio Jiménez, comunicó que la Iglesia estará presente si es convocada por el gobierno y la empresa, en torno al conflicto que mantiene la administración estatal y la empresa privada, con respecto a la posesión de las 32 hectáreas.

“Nos comunicaron que va a haber una mesa de diálogo, quizás para los primeros días de diciembre. Si a nosotros nos convocan, allí estaremos”, dijo el obispo de Cafayate, José Demetrio Jiménez, durante una entrevista con Radio Impacto.

El Monseñor explicó que los conflictos están para ser resueltos, siempre a favor de la paz y de los más débiles y que forman parte de la vida y agregó que el diálogo debe ser fructífero para poder atender las necesidades del pueblo.

“Todos sabemos que existen necesidades desde el punto de vista habitacional, siempre hemos propuesto nuestra posición al respecto para resolver los conflictos del modo más equitativo y justo que se pueda”, agregó el Monseñor.

El obispo prelado de Cafayate dijo que la Iglesia está dispuesta a colaborar y a dar una respuesta en la medida de sus posibilidades y según sea que se la convoque para esta cuestión, ante la necesidad que hay en el pueblo.

“Yo pertenezco a una línea de pensamiento religioso que es la agustiniana. En el año 410, hace 1600 años, estaba diciendo que la tarea de la acción política en los pueblos es la convocatoria para que los conflictos sean resueltos de modo creativo y justo”, explicó el obispo Jiménez.

Para San Agustín la política era la articulación de lo diferente según un proyecto común. Sabemos que no todos pensamos lo mismo, que a veces hay intereses contrapuestos y que la posición de la Iglesia es la de buscar una solución”, añadió el Monseñor.

“Cuando hay intereses contrapuestos, la parte que tiene que ser beneficiada debe ser la más débil. Por tanto, en este caso nosotros estamos dispuestos a hacer nuestro aporte, a proponer lo que consideramos y a argumentar lo que pensamos”, indicó el obispo de Cafayate.

Monseñor José Demetrio Jiménez aseguró que su información, en el caso de las 32 hectáreas, es idéntica a la que sabe todo el mundo; por parte de la opinión pública y por los comentarios de alguna de las partes.

El obispo aclaró que no conoce el texto ni los detalles del mismo; tampoco su existencia, razón por la que prefirió no emitir un juicio u opinión sobre las cuestiones que conciernen a la existencia de un acuerdo, convenio o comodato, entre el gobierno y la empresa.

“En nuestra Iglesia todas las personas que deseen estar, piensen como piensen y vivan como vivan, deben tratar de encontrar las respuestas adecuadas. Nuestra misión es que los conflictos se resuelvan creativamente, en justicia y en verdad”, finalizó el obispo de Cafayate Monseñor José Demetrio Jiménez.

El conflicto por las 32 hectáreas que mantiene el gobierno con la empresa, tomo conocimiento público en 2013. Entonces la municipalidad de Cafayate y la empresa Pernod Ricard comenzaron una negociación amigable para establecer una conclusión.

En la actualidad la negociación por tierras, con la posibilidad de un canje de 32 hectáreas pertenecientes a Cafayate por 70 hectáreas pertenecientes a Pernod Ricard, no halla una solución que desanude el conflicto.

De la Redacción de Diario Cafayate