Editorial Octubre 20, 2015

Operación Serenata

Imágnen ilustrativa para editorial operación serenata

Por segundo año consecutivo, medios de comunicación, opositores al gobierno oficial, están sospechados de montar una operación mediática, a través de la utilización del festival folklórico más grande del norte argentino, la Serenata a Cafayate.

La impostura intelectual de los operadores mediáticos, intentó instalar la idea sobre una presunta disputa entre el intendente de Cafayate, Fernando Almeda, y el cantor y folklorista, Chaqueño Palavecino, en 2015.

Sin embargo, el curso por desprestigiar al gobierno y desviar el bagaje cultural de la Serenata, no dio resultado. La mayoría de los cafayateños interpretaron velozmente, que las actitudes de algunos medios de prensa, perseguían intereses personales.

Cuando las noticias sobre una nueva edición de Serenata a Cafayate, se lanzan sobre el tapete de los medios, el debate se divide entre los que la reconocen como una expresión cultural y los que los que la examinan como a un mal negocio.

Habrá una nueva edición de mercenarios de banca rota, analizando el costo de las entradas, el horario y fecha de presentación de los artistas, tamaño del escenario, disposición de palcos, plateas y populares y al ente organizador.

La Operación Serenata tendrá un nuevo capítulo en 2016, y será la oportunidad para que los medios opositores al gobierno, levanten las banderas de la intolerancia en nombre de la cultura, como único medio para seguir dañando a Cafayate.

De la Redacción de Diario Cafayate