Cultura Octubre 15, 2017

Organización Parroquial en el Valle Calchaquí

iglesia de cafayate dibujo

CAFAYATE (redacción) – La primera parroquia fue la de Molinos; anterior al nombramiento y de 1778 los curas párrocos firmaban los servicios como “Cura del Calchaquí”. Aproximadamente. En 1780, se produjo el inicio de las Vice Parroquia del Valle Calchaquí dependiente de la Parroquia de Belén, en Catamarca.

Le sigue la parroquia de Santa María, en Catamarca, creada por el Obispo de Córdoba el Carmelita Fray José Antonio de San Alberto. La de San Carlos, (aunque vigente desde 1872), se crea en 1809 por el primer obispo de Salta, Nicolás Videla del pino. El 8 de octubre se crea la parroquia de Cafayate y San Carlos.

Donación de tierras

Conforme a la información del cura párroco, de San Carlos Padre Manuel Ignacio del Portal, al gobierno de la provincia de Salta, Doña Josefa Antonia Frías de Aramburu, dona tierras de su propiedad el 18 de marzo de 1824, a la Virgen del Rosario, para erección de una iglesia y casa de curas, como así tres manzanas de tierra para el trazado del pueblo.

“En esta parroquia del valle de San Carlos el día diez y ocho de marzo de año del Señor mil novecientos veinticuatro, ante mí el Alcalde Partidario de este curato y testigos que abajo irán firmados, fue presente Doña Josefa Antonia Frías, viuda del finado Don Nicolás Ignacio Aramburu de este vecindario a quien certifico, conozco y digo:

´que de propia y espontanea voluntad, movida solamente por fines piadosos y por motivos benéficos en favor de la sociedad y aumento de la población tan recomendada, otorga por la presente que cede y da en donación intervivos, pura, perfecta e irrevocable para siempre jamás a favor de la iglesia de Cafayate, tres cuadras en cuadro con nueve varas más para el claro de la calle contiguas a la capilla edificada según su plano y traza, las que son suyas propias de su derecho y dominio, habidas por herencia legítima´”…

Doña Josefa Frías, por impericia, produjo mediante clausulas en la Escritura un gravoso litigio entre su persona y la del cura Félix Ignacio Delgado, hasta después del fallecimiento de la donante.

Con el objetivo de que este juicio terminara y dejara de afectar tanto a su madre, su hijo Don Manuel Fernando de Aramburu, redacta de puño y letra el 26 de enero de 1833 en la estancia El Bañado, de Tucumán, la Escritura Cesión y Traspaso de su Derecho a favor de la iglesia de Cafayate en la persona del cura Félix Delgado.

En Folio 21:

“Sr. Secretario Dn. Mariano Valda. En su registro de contratos públicos, sírvase Ud. otorgar un Escritura en que conste, que yo, Dn. Manuel Fernando de Aramburu, hijo legítimo de mi Sra. Madre Doña Josefa Antonia Frías, y en conformidad con lo que, ésta como,  Patrona nata y propietaria de Cafayate, dispuso en el Art. 4° de la Escritura de Donación y Fundación, que se otorgó ante Ud. el 29 de abril de 1829… hago de Cesión y Traspaso de mi Derecho en el presbítero Dn. Félix Ignacio Delgado, durante mis días o de éste”…