República Enero 16, 2016

Del Papa Francisco en Cuba

“No existe familia perfecta. No tenemos padres perfectos, no somos perfectos, no nos casamos con una persona perfecta ni tenemos hijos perfectos. Tenemos quejas de unos a otros. Nos decepcionamos los unos a los otros. Por lo tanto, no existe un matrimonio saludable ni familia saludable sin el ejercicio del perdón.

El perdón es vital para nuestra salud emocional y sobrevivencia espiritual. Sin perdón la familia se convierte en un escenario de conflictos y un bastión de agravios. Sin el perdón la familia se enferma. El perdón es la esterilización del alma, la limpieza de la mente y la liberación del corazón. Quien no perdona no tiene paz del alma ni comunión con Dios.

El dolor es un veneno que intoxica y mata. Guardar una herida del corazón es un gesto autodestructivo. Es autofagia. Quien no perdona enferma físicamente, emocionalmente y espiritualmente. Es por eso que la familia tiene que ser un lugar de vida y no de muerte; territorio de curación y no de enfermedad; etapa de perdón y no de culpa.

El perdón trae alegría donde un dolor produjo tristeza; y curación, donde el dolor ha causado enfermedad”.

Al envejecer, y ser más sabios, lentamente nos damos cuenta que:

Un reloj de $300 dólares marca la misma hora que un reloj de $30. Una cartera de $300 carga el mismo dinero que una de $30. La soledad en una casa de 30 metros cuadrados o de 300 es la misma.

Espero que un día te des cuenta que tu felicidad interna no viene de las cosas materiales en el mundo. No importa si viajas en primera clase o en la económica, igual bajas si el avión se cae.

Espero que te des cuenta que, cuando tienes amigos y hermanos con quienes hablar, reír, y cantar, eso es verdadera felicidad.

Cinco hechos indiscutibles de la felicidad:

1 – No eduques a tus hijos a ser ricos, edúcalos a ser felices, para que vean el valor de las cosas y no su precio.

2 – Las palabras más galardonadas en Londres: come tu comida como si fuera tu medicina, o tendrás que tomar tu medicina como si fuera comida.

3 – La persona que te ama nunca te dejará. Aún si hay 100 motivos para rendirse, encontrarán una razón para quedarse.

4 – Hay una gran diferencia entre un ser humano y ser un humano. Muy pocos la entienden.

5 – Eres amado cuando naces y serás amado cuando mueras. Depende de ti el tiempo intermedio.

Los seis mejores doctores en el mundo:

Luz solar, descanso, ejercicio, dieta, confianza en uno mismo y amigos.

Mantenlos durante todas las etapas de tu vida y disfruta una vida sana… ¡Amén!

De la Redacción de Diario Cafayate