República Septiembre 6, 2017

Papa Francisco en Colombia

Papa Francisco I en Colombia

CAFAYATE (redacción) – A las 16.30, hora de Colombia, del miércoles 6 de septiembre, el papa Francisco aterrizó en la Base Aérea CATAM del aeropuerto de Bogotá para iniciar su visita apostólica de cuatro días al país sudamericano. En medio de una gran algarabía el pontífice fue recibido por el presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón junto a su esposa María Clemencia y el nuncio apostólico en el país, monseñor Balestrero Ettore.

El Santo Padre saludó a las más de mil personas que lo esperaban en el aeropuerto, recorrió el lugar junto al presidente y su esposa saludando a un grupo de niños, a obispos de la conferencia episcopal colombiana, a funcionarios públicos, a militares y sus familias y fue recibido además con un baile folclórico colombiano.
Una bandera de Colombia fue ubicada a lo largo de la pista norte del aeropuerto.

Durante el vuelo, en el primer mensaje previo a iniciar su periplo por Colombia, Francisco agradeció a la prensa que lo acompaña en ese recorrido, al cual calificó como especial. “Es un viaje para ayudar a Colombia a ir adelante en su camino de paz”, dijo el obispo de Roma a bordo del avión, al tiempo que les pidió a todos “una oración durante el viaje por esto”.

Además, se refirió a Venezuela, país que sobrevoló antes de ingresar al espacio aéreo colombiano. “Quisiera pedirles una oración para que pueda haber diálogo, que el país tenga una buena estabilidad, con diálogo”, dijo.

Está previsto que antes de comenzar su recorrido por la capital del país, el pontífice sea sometido a un chequeo médico en la base de CATAM, receso que le permitirá adaptarse a la altura de Bogotá pues Roma, donde reside, es una ciudad que está a 52 metros sobre el nivel del mar y se encuentra al cierre del verano, con un promedio de 28 grados a la sombra.

Luego, a bordo del papamóvil, Francisco fue trasladado hasta la Nunciatura. El recorrido lo hizo por Avenida El Dorado, donde lo esperaban miles de personas para saludar al Papa durante el recorrido de la caravana.
Como los otros dos Papas que han visitado Colombia, Pablo VI en 1968 y Juan Pablo II en 1986, Francisco descansará las cuatro noches que estará en el país, en la Nunciatura Apostólica, ubicada desde hace 67 años en el sector de Teusaquillo.

En este lugar, el Sumo Pontífice tendrá una habitación sencilla, decorada tan solo con un cuadro del Padre Marianito de Angostura, una silla reclinable, y tendrá siempre el infaltable mate argentino, agua y frutas colombianas, como banana y mango dulce.

Como parte de los preparativos para recibir al Papa, la administración distrital realizó trabajos en el jardín de la Nunciatura, una de las primeras cosas que verá el Santo Padre a su llegada a este recinto. Se trata de un jardín de 167 metros cuadrados con 2665 plantas de “hiedra miami, liriope y cinta variegada”.

Se espera que el papa Francisco descanse bien durante la noche de hoy, miércoles 6, y se recomponga del largo viaje desde Roma, ya que el día jueves 7 tendrá una dura agenda en la capital del país, la cual empezará sobre las 9 en la Casa de Nariño y terminará sobre las 18.30 en el Parque Simón Bolívar, donde realizará una misa ante aproximadamente 600 mil personas.