República Diciembre 24, 2016

El Niño nos interpela

Papa Francisco misa noche buena

El Papa Francisco I celebró el sábado 24 de diciembre una misa en la que invitó a “celebrar la Navidad” contemplando “la sencillez frágil de un niño recién nacido, la dulzura al verlo recostado, la ternura de los pañales que lo cubren”. “Allí está Dios”, aseguró desde la basílica de San Pedro, en Roma, capital de Italia.

“El Niño que nace nos interpela: Nos llama a dejar los engaños de los efímero para ir a lo esencial, a renunciar a nuestras pretensiones insaciables, a abandonar las insatisfacciones permanentes y la tristeza ante cualquier cosa que siempre nos faltará”, aseveró.

El Santo Padre atestiguó que “la Navidad tiene sobre todo un sabor de esperanza porque, a pesar de nuestras tinieblas, la luz de Dios resplandece”. “Su luz suave no da miedo; Dios, enamorado de nosotros, nos atrae con su ternura, naciendo pobre y frágil en medio de nosotros, como uno más”. Dejémonos tocar por la ternura que salva”, alentó Francisco.

Las claves de la homilía en la misa de Nochebuena

“Ha aparecido la gracia de Dios, que trae la salvación para todos los hombres”.

“En el Niño se nos ha dado se hace concreto el amor de Dios para con nosotros”.

“Es una noche de gloria, proclamada por los ángeles en Belén y también por nosotros hoy”.

“Este es el signo de siempre para encontrar a Jesús. No sólo entonces, sino también hoy”.

“El Niño que nace nos interpela: nos llama a dejar los engaños de lo efímero para ir a lo esencial”.

“Dejémonos interpelar por los niños, por los que no tienen en sus manos juguetes, sino armas”.

“Jesús nace rechazado por algunos y en la indiferencia de la mayoría”.

“Viene a nuestro mundo para traernos su amor; a nutrir y servir”.

“Lo entendieron, en esa noche, los pastores, que estaban entre los marginados de entonces”.

“Entremos en la Navidad, llevemos a Jesús lo que somos, nuestras heridas no curadas”.

Con la frase del papa Francisco I, acerca de que “El Niño que nace nos interpela”, invita a todos a nacer desde un lugar verdadero en el que Jesús ilumina desde el principio especial de la confianza con nosotros.

El Sumo Pontífice avisa que es bueno acercarse a Dios; al Dios que está cercano; humilde e infinito, agradeciéndole su amor y todo lo que ha hecho por nosotros.

De la Redacción de Diario Cafayate