Sociedad Junio 14, 2017

Pensiones no contributivas, el Gobierno emitió un comunicado

carolina stanley ministra de desarrollo social de la nacion

Desde el portal informativo de Casa Rosada de Presidencia de la Nación, publicaron un comunicado en el que manifiestan que el “Gobierno no dejó ni dejará de otorgar pensiones por invalidez”; el mismo está fechado en lunes 12 de junio de 2017.

La baja de asignaciones fue repudiada por organizaciones que trabajan la discapacidad. Desde el gobierno nacional justificaron la medida con base en el decreto 432, sancionado por el ex primer mandatario, Carlos Saúl Menem, en 1997.

Según información que brinda el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, una pensión no contributiva por invalidez está destinada a personas con inhabilidad laboral que se encuentran en situación de vulnerabilidad social.

Para acceder a una pensión no contributiva, la persona debe presentar un grado de discapacidad que represente para su capacidad laboral una disminución del 76% o más. Además, no debe percibir, ni ella ni su cónyuge, ninguna jubilación, pensión, retiro o prestación no contributiva.

Tampoco puede estar empleada bajo relación de dependencia, ni tener bienes, ingresos ni recursos que permitan su subsistencia o la de su grupo familia, ni tener parientes obligados legalmente a proporcionarle alimentos o que, teniéndolos, se encuentre impedidos para hacerlo.

Entre los requisitos se exigen también ser argentino nativo, argentino naturalizado con por lo menos 5 años de residencia o extranjero con por lo menos 20 años de residencia y no estar detenido o a disposición de la justicia.

La ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, ratificó que las pensiones por invalidez siguen vigentes, negó que haya un recorte masivo y aseguró que “todas las familias que la necesitan la van a tener”.

“Cada uno de los casos que fue un error nos duele, pero tenemos responsabilidad como Estado de luchar contra las mafias y el clientelismo. Vamos a restablecer a todos aquellos casos donde se pudo haber cometido errores”, señaló la titular de Desarrollo Social de la Nación.

“Hay un millón y medio de pensionados en el país, es una irresponsabilidad tremenda decir que los vamos a dejar sin pensión, porque no es verdad”, afirmó la ministra, Carolina Stanley, al tiempo que justificó los cruces administrativos para revisar cada caso en particular.

Comunicado de Presidencia de la Nación

“Desde diciembre de 2015, y continuando el trabajo que venía haciendo en la gestión anterior, la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales genera altas y bajas en el sistema todos los meses, cumpliendo la ley y cuidando a quienes más lo necesitan.

Las pensiones no contributivas son una herramienta establecida por ley para acompañar a grupos vulnerables o especiales. Hay cuatro tipos de pensiones: 1) a las personas incapacitadas en forma total y permanente, 2) a las madres de siete o más hijos, 3) la pensión a la vejez, que está siendo reemplazada por la nueva Pensión Universal al Adulto Mayor, y 4) las “pensiones graciables” que entregó el Congreso. Estas cuatro categorías suman alrededor de un millón y medio de personas, de las cuales alrededor de un millón son pensiones por invalidez.

Todos los años, desde que existe el sistema, se dan de baja miles de pensiones, cuando sus beneficiarios dejan de cumplir con los requisitos establecidos por ley. En 2015, por ejemplo, fueron dadas de baja 168.500 pensiones. En 2016 se dieron de baja muchas menos, alrededor de 90.000.

La reglamentación que establece estos criterios rige desde 1997 y no se ha modificado. Las bajas efectuadas se deben exclusivamente a incompatibilidades e irregularidades detectadas en las revisiones periódicas que se realizan de acuerdo a los criterios que establece la ley.

No hemos modificado ningún requisito de inclusión a las pensiones. Seguimos trabajando con el mismo sistema, criterios y normas reglamentarias existentes. Los controles son mensuales.

Creemos que quien merece y necesita una pensión, hoy la tiene. De todas maneras, si cometimos algún error en algún caso específico será considerado y resuelto a la brevedad.

Independientemente de esto encontramos que, como sucedió en otras áreas del gobierno, durante los últimos años se desvirtuaron los requisitos de otorgamiento de pensiones. Entre 2003 y 2015 la cantidad de pensionados se multiplicó por cinco, de 300.000 a casi un millón y medio”.

De la Redacción de Diario Cafayate