Editorial Junio 7, 2020

Periodismo: contrato social, derecho y política

colores variados maquina de escribir Anastasia Dulgier

periodistas – El objetivo de quienes practican el periodismo, coincide con los hechos y la lógica del derecho y la política. El orden normativo e institucional de la conducta humana en sociedad inspirado en principios de justicia y el ejercicio y razonamiento en torno al gobierno de las sociedades, conviene al postulado de Mariano Moreno sobre comunicación, educación y periodismo.

Moreno, el primer periodista argentino, recomendó a los ciudadanos comunicar sus conocimientos y a oponerlos desde la sabiduría. El ilustre, invitó a atacar la ambición, el egoísmo y la ignorancia, como enemigos del Estado.

En el Contrato Social de Jean Jaques Rousseau, que Mariano Moreno tradujo al español principalmente por su admiración a la obra, se asegura que los deberes y derechos de los integrantes de una sociedad son las clausulas de un pacto que el Estado hará cumplir.

Ese pacto, en la idea de Moreno, participa a los periodistas, funcionarios del “cuarto poder”, en el derecho y la política, y los compromete con los ideales revolucionarios que lograron la independencia.

“Si los pueblos no se ilustran, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos, sin destruir la tiranía”.

Las normas y principios que regulan las relaciones humanas de una sociedad, son desiguales en la práctica. Los poderosos, ejecutivos, judiciales, legislativos y mediáticos, son privilegiados.

En la democracia indirecta, en la república, los comunes confieren su poder a los notables, conceden su autoridad. Y con el periodismo (y los periodistas) sucede lo mismo.

El periodismo, ese que “es libre o es una farsa”, expulsa finalmente a quienes degradan la participación ciudadana y a quienes abandonan al que hacer ordenado al bien común y demanda más derechos y más deberes.

Y como aseguró Moreno, “es fácil calcular las proscripciones que fulminarían los tiranos contra una obra capaz por sí sola de producir la ilustración de todos los pueblos”, el pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien, debe aspirar a que no puedan obrar mal”.

Diario Cafayate