Sociedad Julio 25, 2015

Perro suelto vecino atado

Perros sueltos en Cafayate ocasionan destrozos y complican el tránsito

Si bien desde la Dirección de Bromatología y Comercio, finalizaron con la campaña antirrábica y antiparasitaria 2015, aún resta el ordenamiento en cuanto a la cantidad de animales sueltos en las calles y rutas de Cafayate.

El principal problema, dentro del ejido urbano, son los perros sueltos. Si bien Bromatología y Comercio, realiza anualmente la campaña voluntaria de castración, la reducción de la población animal dificulta la limpieza y el tránsito.

En la todos los barrios de Cafayate, los perros son los principales responsables de la suciedad en las veredas, ya sea porque defecan en las mismas o por la rotura de las bolsas de residuos que los vecinos depositan en los canastos.

Otro de los factores tiene que ver con el riesgo de accidentes. Principalmente, las personas que circulan en motos y bicicletas son perseguidas por perros callejeros. Se han registrado accidentes por estos motivos y aún sigue pendiente el proyecto para el refugio para animales.

Hace diez años aproximadamente, existía en Cafayate la perrera municipal. La misma ponía a resguardo a los animales que se encontraban en la vía pública, los vacunaba, castraba y entregaba en adopción. Sin embargo, la misma fue cerrada por motivos económicos.

Otra de las quejas que esgrimen los vecinos, es que muchos de los perros que se encuentran sueltos, suelen ser agresivos. Existen casos de mordeduras que obligan a las personas a vacunarse contra la rabia, teniendo ellas mismas que costear los gastos médicos.

Algunos turistas también levantaron reclamos en la dirección de turismo, ya que los animales interrumpen a las personas que se encuentran en las veredas de los distintos restaurantes y bares de la ciudad.

De la Redacción de Diario Cafayate