Sociedad Diciembre 24, 2019

El dolor de los cafayateños con TEA

Pirotecnia cero Cafayate

Cafayate – La pirotecnia causa alteración, desesperación y gritos en las personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista) y desde la Fundación Andares del Valle Cafayate proponen que se respete el derecho a la salud de quienes padecen autismo (y de los animales).

La directora de la asociación que trata a personas con ese y otros tipos de trastornos, Rocío Lucena Alanís, explicó que el sonido de los elementos pirotécnicos afecta la vida de quienes padecen autismo, y que, durante las fiestas, lo que debería ser un ambiente de alegría, se convierte en uno de sufrimiento.

Lucena Alanís insistió en que la pirotecnia es una tortura para las personas con autismo y qué la forma de ayudarlas es evitando el uso de fuegos artificiales.

Durante la última quincena de diciembre de 2019, familiares de personas con TEA se unieron a otras que protegen a los animales para exigir una legislación que garantice el derecho a la salud de sus seres queridos.


La pirotecnia es letal para una persona con autismo y para los animales


Esas asociaciones, en colaboración con los medios de comunicación, fundaron una campaña socio política para lograr que el poder, Ejecutivo y Legislativo, establezca la norma pirotecnia cero en Cafayate.

La pirotecnia provoca, en personas con TEA, un alto nivel de ansiedad y estrés y una sensación de temor que las conduce a una crisis de gritos y llanto que como consecuencia puede inducirlas a autolesionarse.

El TEA es un trastorno neurobiológico del desarrollo que se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdura a lo largo de todo el ciclo vital.

Los amigos y familiares de personas con autismo están expuestos a múltiples retos que tienen un fuerte impacto en el plano económico, emocional y social.

Diario Cafayate – #pirotecniacero