Cultura Agosto 11, 2016

Pokemon Go en la Catedral

Pokemon Go en Cafayate

¿Es posible que Pokemon Go invite a visitar iglesias? Eso comenzó a ocurrir desde que las puertas de muchos templos católicos son “pokeparadas” de este juego virtual, es decir, lugares donde los jugadores frenan para “recargar” sus “pokebolas” o encontrar huevos y “pokemones” y la Catedral de Cafayate no fue la excepción.

Por esta razón, desde que se lanzó esta aplicación en la Argentina, es cada vez menos extraño ver a grupos de jóvenes sentados en las escalinatas de iglesias con celulares en sus manos.

Según la consultora norteamericana Sensor Tower, este juego virtual en el que se debe caminar por la calle buscando “pokemones”, “pokebolas” y huevos a través de la cámara del dispositivo móvil, superó más de 7.5 millones de descargas en América, incluida la Argentina.

Pero lo más curioso es la elección de los lugares donde están ubicadas las “pokeparadas” y los “Pokemon gym”: espacios públicos como plazas, centros comerciales, e incluso, iglesias y catedrales católicas.

Un una jugadora contó que Pokemon Go le da una razón para ir a la iglesia todos los días, porque la iglesia del pueblo es un ´pokerparada´ y que más allá de los chistes, hay quienes ven el potencial misionero y evangelizador de este juego. La jóven realizó estas manifestaciones desde su cuenta de la red social Twitter.

Desde las autoridades de la comuniad religiosa manifestaron que son muchos los chicos que han comenzado a bajar la apliación y que a ellos se han sumado algunos vicarios para conocer y sumarse a la experiencia.

La comunidad de Pokemon Go en Internet convoca a los jugadores que se acerquen a la Iglesia. Los religiosos consideran que es una iniciativa inspiradora porque brinda la posibilidad de entrar y conocer la parroquia y “recargar su fe”, acercándose a Dios.

Qué es Pokemon Go

Pokémon Go es un juego de realidad aumentada, que extiende sus dominios fuera de las consolas de videojuego para alojarse en los teléfonos inteligentes. Y en el “mundo real”. Los jugadores buscan sobresalir como entrenadores de Pokémones, unas criaturas de ficción con diferentes habilidades que “viven” en unas bolas especiales.

De acuerdo con el concepto original, los entrenadores buscan capturar Pokémones hasta completar una colección. El otro objetivo es adiestrarlos para que ganen batallas frente a otras criaturas.

Para la captura, el jugador debe literalmente lanzarse a las calles de su ciudad. Haciendo uso del GPS del teléfono, la app le avisará con una vibración y una luz intermitente cuando se encuentra cerca de un Pokémon.

Cuando la persona -el “entrenador”- enciende la cámara de su teléfono, se encuentra con una imagen del Pokémon en cuestión, superpuesta sobre la escena real detrás del lente. Al tocar la criatura en la pantalla, la hace suya.

Esa es la característica por la que se considera que el juego es de “realidad aumentada”: permite ver la realidad mezclada con un elemento de ficción, a través de un dispositivo tecnológico.

De la Redacción de Diario Cafayate