Sociedad Agosto 21, 2016

Por el Día del Niño llegaron donativos a Cafayate

Artaza Borda y Altamirano donaciones día del niño Cafayate

Es la segunda experiencia solidaria que Facundo Ramón Artaza realiza por el día del niño en la provincia de Salta. Su objetivo era llegar hasta la Misión Chaqueña, pero por diferentes razones eligió Cafayate para repartir los juguetes que logró colectar.

“El año pasado organicé un evento solidario con amigos; juntamos todo a pulmón y lo hicimos en Villa Primavera, de Salta Capital. Ésta vez elegimos la Misión Chaqueña, donde hay gente que necesita en serio”, contó Facundo Artaza a Diario Cafayate.

Pero antes de emprender viaje hacia el norte de Salta, junto a su compañero, Hugo Matías Altamirano, la logística del transporte no coincidió con las exigencias que se le presentaron a Artaza, y decidió torcer su destino hacia Cafayate, dónde logró contactar a un amigo personal.

“Teníamos las donaciones listas en mi casa pero el transporte confundió los autos y les tuve que decir que no podíamos viajar. Entonces contacté a Uriel (Borda), un amigo que vive en Cafayate y nos vinimos para acá”, continuó.

Rápidamente y para no perder el objetivo del día del niño, Facundo y Uriel armaron una movida en Cafayate para destinar las donaciones a una iglesia del barrio Docente, dónde finalmente pudieron entregar toda la colecta.

Lograron alcanzar a Cafayate una importante donación de juguetes, alimentos y gaseosas y buscaron la forma más confiable y organizada para que pudieran ser entregaos a las personas que los necesitaren.

“Se nos dio todo muy bien, porque hicimos un evento el sábado y la gente quedó fascinada. Por eso ya nos organizamos para otro en la Semana del Milagro, pero rumbo a la Misión Chaqueña”, aseguró Facundo.

Con la colaboración de varios amigos, Artaza elevó una nota a las autoridades del Club de Gimnasia y Tiro y al diputado nacional por Salta, Pablo Kosiner, para que lo acompañaran en la iniciativa solidaria.

“Hicimos pizzas para juntar para el transporte y Pablo Kosiner me ayudó directamente con la parte que me faltaba; entonces fue todo mucho más fácil y más rápido; nosotros hicimos todo a pulmón”, contó Artaza.

El joven salteño de 22 años explicó que nota una enorme diferencia entre las personas que realmente necesitan y las que no, y dio como ejemplo la reacción que tiene la gente en las movidas solidarias de los distintos barrios.

“Una persona que tiene, simplemente recibe y nada más; en cambio en los lugares donde hay necesidades, la sonrisa enorme te demuestra y te conmueve lo agradecidos que están”, comentó Facundo Artaza.

El salteño explicó que éste compromiso lo obligó a dejar de trabajar durante casi una semana entera para poder dedicar su tiempo a los chicos, aunque reconoció que todas las personas tiene que afrontar obligaciones.

“Tu hijo está viviendo una realidad diferente a la de otros chicos; de repente te vas a la Misión Chaqueña y te encontrás gente enferma, con una salita de dos por dos y a veces sin medicamentos”, subrayó.

Para finalizar, Facundo Artaza destacó que muchas situaciones generan bronca, pero que es preferible deshacerla tomando conciencia a través de actos solidarios que ayudan, al menos, a contrarrestar la difícil situación por la que atraviesan otras personas.

De la Redacción de Diario Cafayate