Sociedad Agosto 15, 2016

Cafayate y la Semana Bíblica

Prelatura de Cafayate Semana Bíblica

La prelatura de Cafayate llevó a cabo los festejos por la Semana Bíblica con la consigna de acercarse a agentes pastorales, docentes, jóvenes, religiosos y religiosas y presbiterio, desde el 29 de julio hasta el 2 de agosto.

La semana temática fue organizada por los responsables de Animación Bíblica de la prelatura, el presbítero Claudio Ronai y Mariana Vargas, y contó con la presencia de Gerardo García Helder, miembro del departamento de Pastoral Bíblica de la Conferencia Episcopal Argentina.

Inició el 29 de julio con el encuentro de agentes pastorales en la parroquia San José, en Catamarca; continuó el 30 con los docentes en el colegio San Agustín, en Santa María, y con los jóvenes, en la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria, de la misma localidad.

Religiosos y agentes pastorales se reunieron en el Colegio Pentecostés de Cafayate, el 31 de julio y el 1 de agosto se congregaron en la parroquia de San Carlos Borromeo, en el departamento que lleva el mismo nombre.

La Semana Bíblica finalizó sus actividades el 2 de agosto, luego de que el obispo de Cafayate, monseñor José Demetrio Jiménez, se enontrara con el clero, en la parroquia San José, en Catamarca.

La Semana Bíblica

Constituye cinco días en los que la parroquia ofrece una única actividad: la lectura de la Biblia como Palabra de Dios. No a partir de conferencias sino desde el contacto directo con los textos bíblicos.

Se busca que cada persona y cada grupo se confronten con la Palabra y descubran que Dios, a través de ella, tiene algo que decirnos aquí y ahora.

Estas palabras son de perenne actualidad. Muchas personas en parroquias, comunidades, movimientos y grupos cristianos están deseosas de encontrarse con la persona de Jesucristo a través de la Sagrada Escritura.

El objetivo es que la Biblia, leída como Palabra de Dios, se convierta en el centro de la vida y misión de la Iglesia.

Para esta semana de encuentro con la Palabra, se propone el itinerario que sugiere la Verbum Domini: la Lectio Divina es un método para leer la Sagrada Escritura de forma comunitaria o personal, y que tiene como objetivo el encuentro con el Señor a través de su Palabra.

Este itinerario, según el material consta de la lectura, reflexión, oración y compromiso.

De la Redacción de Diario Cafayate