Sociedad Noviembre 3, 2016

Preservan alameda de Cafayate

La alameda de Cafayate

La dirección de Medioambiente y Producción Sustentable de la Municipalidad y la bodega El Esteco, coordinaron acciones, con miembros del Concejo Deliberante, para recuperar la alameda que se encuentra en el ingreso a la Ciudad de Cafayate.

Los trabajos entre municipio y empresa se orientan hacia la reparación de la alineación de árboles de sombra, debido a que muchos se han secado y otros se han infectado, primero por el faltante de agua, y segundo por la manipulación.

El concejal por Cafayate, Marcos Arjona, y el ingeniero agrónomo de El Esteco, Fernando Tellechea, realizaron una recorrida por el sector donde se encuentra la población de álamos, para determinar los factores que dañaron a las especies.

Los álamos se están secando por la falta de agua y por daños en sus raíces y troncos, luego de que se realizara la construcción de una bici senda y la instalación de postes de alumbrado público, a la vera y sobre la Ruta Nacional N° 40.

“Esta especie es muy sensible; las heridas no cicatrizan y se infectan a través de hongos que los secan a lo largo del tiempo; además estos álamos no son los carolinos que se plantaron originalmente, sino que representan una mezcla entre italiano y criollo”, explicó Tellechea.

La primera etapa de los trabajos incluye la recuperación de los árboles y la segunda la reforestación en la zona. También, el mantenimiento de los canales de riego y la pulverización para el control de plagas.

“El sábado estuvimos paleando la acequia para el riego, con (Guillermo) Pastrana y (Sergio) Casimiro, junto a los vecinos, para que la bodega pueda hacer correr el agua y nos han quedado 200 metros para terminar antes de la próxima semana”, contó el concejal, Marcos Arjona.

El funcionario señaló que la iniciativa fue un éxito, ya que la bodega se va a encargar de proveer el agua para riego y los insumos para combatir insectos, del que se encargará personalmente el propio concejal.

“Vamos a recuperar gran cantidad de árboles para que la alameda esté como corresponde, primero porque funciona como pulmón de la ciudad y segundo porque representa un ícono para Cafayate, que ha sido valorado cultural e históricamente”, expresó Arjona.

Las alamedas cumplen varias funciones específicas. Producen sombran durante los meses de calor y sirven de protección cuando se plantan a los costados de los caminos, en ocasiones para generar una demarcación.

La entrada a Cafayate, sector norte por la rutas nacionales N° 40 y 68 completan casi 2 kilómetros de alameda a ambos lados del camino. Estos árboles representan una de las especies extranjeras más antiguas.

Durante los últimos cuatro años, la Municipalidad de Cafayate ha integrado un importante esfuerzo por la conservación y cuidado del medioambiente, a pesar de no contar con un diseño estadístico forestal.

De la Redacción de Diario Cafayate