Sociedad Diciembre 3, 2016

En números violencia machista

Primer indice nacional sobre violencia de genero

El 1 de noviembre de 2016 se presentó el Informe Ejecutivo Final sobre el 1° Índice Nacional de Violencia Machista, de la autoría de Ingrid Beck y Martín Romero, como iniciativa impulsada por el movimiento de protesta contra la violencia hacia las mujeres, #NiUnaMenos.

El mismo cuenta con siete capítulos y decenas de apartados e incluye datos fieles sobre las diferentes situaciones de violencia a la que son sometidas las mujeres. Es uno de los documentos más importantes desde el inicio del movimiento feminista en 1960.

Uno de los reclamos de la movilización #NiUnaMenos del 3 de junio de 2015 era la creación de un Registro Nacional de Femicidios, una tarea que, hasta ese momento, sólo realizaba (lo hace desde 2008) la Asociación Civil Casa del Encuentro.

Días después de la movilización y como respuesta a ese pedido, la Corte Suprema de Justicia de la Nación creó un Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina, elaborado por la Oficina de la Mujer de ese organismo, que se nutre de la información de los diferentes poderes judiciales provinciales.

De acuerdo con los datos publicados por la CSJN, al menos 235 mujeres fueron víctimas de femicidios durante 2015 –un promedio de una cada 37 horas–; el 70% de los agresores era cercano (pareja o familiar) y sólo el 3 % ya fue condenado.

Según este relevamiento, realizado en base a las causas vinculadas a muertes violentas de mujeres o niñas independientemente de que se hayan tipificado o no como femicidio, el 43% de las víctimas tenía entre 21 y 40 años al momento de ser asesinadas y el 25% entre 41 y 60.

El asesinato de adolescentes (entre 16 y 20) representó el 11%, mientras que de niñas (menores de 16) y adultas mayores (más de 60) fue en ambos casos del 9%.

En estas causas fueron imputados 236 hombres, aunque existen tres expedientes que todavía no tienen ningún imputado.

Un dato central del informe es el vínculo entre agresor y víctima: el 58% eran parejas, ex parejas, novios, maridos o convivientes y el 12% era un familiar, el 17% era un conocido y sólo el 5% de los femicidios fueron cometidos por extraños.

En referencia a las edades de los victimarios, el 54% de los imputados fueron varones de entre 19 y 40 años, el 28% de los imputados tenía entre 41 y 60 años; los mayores de 60 y los adolescentes de entre 16 y 18 representaron en ambos casos el 6% de los delitos, mientras que sólo un agresor era menor de 16 años.

En cuanto a la actuación de la Justicia, sólo el 3% de los casos cuenta ya con sentencia condenatoria, otro 3% terminó con sobreseimientos y no hubo ninguna absolución. De las causas iniciadas en 2015, el 29% se encuentra en la etapa de juicio oral, mientras que un 51% permanece en la etapa de investigación.

Otro dato relevante es que al menos el 20% de las víctimas había denunciado previamente por violencia de género al imputado, el 27% no tenía denuncias previas y en el 53% de los casos la Oficina no tuvo forma de constatar este dato.

Los números de la violencia machista

Los distritos con más cantidad de casos fueron Buenos Aires (98), Santa Fe (43) y Salta (15), en estos dos últimos también es alta la proporción cada mil mujeres: 2,46 en la primera provincia y 2,23 en la segunda. En tanto Chubut, San Juan y Catamarca no reportaron durante 2015 ningún caso.

Otro enfoque de la misma problemática es la cantidad de niños que quedan sin mamá: según el relevamiento de la Corte, se trata de unos 203, aunque la estadística asume que en 55 casos no se ha podido precisar la cantidad de hijos.

En cambio, el relevamiento que lleva a cabo el Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano, de La Casa del Encuentro (a partir de las noticias publicadas en 120 diarios de distribución nacional y provincial y en las agencias de noticias Télam y DYN), durante 2015 hubo 275 femicidios y femicidios vinculados de mujeres y niñas y 35 femicidios vinculados de hombres y niños.

Es decir, 40 casos más que los que notificaron desde el Poder Judicial. También difieren la cantidad de niñas y niños que se quedaron sin madre: mientras en La Casa del Encuentro registraron 317 hijos e hijas en esa situación, el relevamiento de la Corte contabilizó sólo 203.

Otro dato del Observatorio indica que 35 varones murieron intentando salvar de los femicidas a las mujeres. Los femicidas utilizaron como metodología las armas de fuego en 66 crímenes; apuñalaron a 57 mujeres; mataron a golpes a 40 de ellas, estrangularon a otras 21 y quemaron a 20. La incineración es una de las formas más cruentas de matar mujeres en la Argentina.

Del total de víctimas, 39 habían hecho denuncias judiciales previas, que desembocaron en exclusión del violento y prohibición de acercamiento del maltratador, 5 de las víctimas estaban embarazadas, 6 estaban en situación de prostitución y trata, una era de un pueblo originario y hubo 5 travesticidios.

Además, el documento de La Casa del Encuentro mostró que entre los 275 crímenes hubo 59 en los que la víctima y el victimario no tenían vínculo aparente, 23 femicidas pertenecieron o pertenecen a una fuerza de seguridad y 36 se suicidaron luego de cometer el crimen.

Y mientras que Chubut, San Juan y Catamarca no reportaron casos desde los poderes judiciales de cada distrito, el relevamiento de La Casa del Encuentro había encontrado tres femicidios en Chubut, tres en San Juan y uno en Catamarca.

Los distritos con las tasas más altas de femicidios cada 100.000 mujeres son Santa Cruz (2,57), Santa Fe (2,46), Salta (2,23), Neuquén (1,60), Formosa (1,38), Tierra del Fuego (1,34) y Corrientes (1,29).

Ahora bien, si se toma el período 2008/2015, la cifra asciende a 2.094 femicidios que dejaron como “da-ño colateral” a 1.617 chicas y chicos sin madre.

En síntesis: de acuerdo con el relevamiento más sistemático y de largo plazo realizado hasta el momento en la Argentina, una mujer es asesinada cada 30 horas sólo por ser mujer.

De la Redacción de Diario Cafayate / Proyecto Cuenta la Violencia Machista